Wade lidera el ataque, pero el Heat no aplica su receta triunfal y despide el año con la cabeza baja


El hilo común en las últimas ocho victorias del Heat es obvio: cuando el oponente no logra obtener 100 puntos, Miami gana.

Pero el domingo, los Timberwolves de Minnesota cruzaron esa marca y se llevaron el triunfo 113-104 en Miami.

La derrota fue solo la quinta para el Heat en sus últimos 15 partidos, pero el equipo que dirige Erik Spoelstra no ha ganado un juego cuando su oponente anotó más de 100 puntos desde el 2 de diciembre contra el Jazz de Utah.

Minnesota (17-19) constantemente anotó canastas contra el conjunto de casa y llegó a las 100 unidades cuando Dario Saric ejecutó un disparo de tres puntos que le dio a los Timberwolves una ventaja de 100-90.

El Heat (17-18) tuvo la oportunidad de acercarse cuando mantuvo a Minnesota fuera del tablero durante los siguientes dos minutos, pero la ofensiva no estuvo fina en ese tramo lo que impidió que Miami superara la marca de .500 por primera vez. esta temporada

El centro Karl-Anthony Towns finalmente terminó con la sequía ofensiva de los Timberwolves al encestar un triple con 4:06 por jugar.

Towns terminó con 34 puntos, 18 rebotes, siete asistencias y seis bloqueos en 37 minutos para liderar el ataque del equipo visitante.

El Heat no pudo encontrar un ritmo ofensivo consistente en el último cuarto. Después de que Minnesota llegó a 100 cartones, Derrick Jones Jr. se apuntó una acrobática clavada, pero las siguientes tres posesiones, todas las cuales terminaron con el balón en las manos de Justise Winslow, no resultaron.

Winslow, quien terminó con 10 puntos y siete rebotes, ha sido un punto brillante en el Heat desde que se comenzó a ejercer como armador, pero el domingo tuvo tres pérdidas de balón que ayudaron a descarrilar la ofensiva de Miami en su juego final de 2018.

Ni los 21 puntos de Dwyane Wade ni las 17 unidades de Josh Richardson pudieron poner a Miami en carrera contra Minnesota.

El Heat, que tuvo 19 pérdidas de balón, tuvo un comienzo lento. En los primeros dos minutos, el centro Hassan Whiteside abandonó el terreno de juego y regresó luego de recibir tres puntos de sutura encima de su ojo izquierdo.

En los primeros cinco minutos, los Timberwolves alcanzaron a una ventaja de 8-1.

Al final del primer cuarto, Minnesota estaba delante 30-19.

Para el Heat reaccionó y al medio tiempo el plomo de los Timberwolves casi se había evaporado.

Winslow se fue a descansar con 10 puntos, dos rebotes, dos asistencias y cuatro robos para reducir la ventaja de Minnesota a 55-54 al final del segundo parcial.

Miami intercambió canastas con Minnesota en la primera parte del tercer cuarto antes de una corrida de 10-2 para los Timberwolves cuando restaban 2:40 en el reloj.

El quinteto de la Capital del Sol entró al último parcial en un hoyo de 86-77 del que nunca pudo salir.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook