Vigano arremete contra silencio del papa ante acusaciones


El exembajador del Vaticano que acusó a tres papas y sus consejeros de encubrir a un excardenal estadounidense, criticó al papa Francisco por negarse a responder directamente a las acusaciones y desafió al Vaticano a decir lo que sabe sobre el escándalo.

El arzobispo Carlo María Vigano escribió una nueva misiva un mes después de que su carta de 11 páginas conmocionó a la Iglesia Católica. El texto fue publicado el jueves en un portal para compartir documentos.

En el documento, Vigano criticó el silencio oficial del Vaticano ante sus acusaciones y denunció a Francisco por montar una campaña de “calumnias sutiles” en su contra, al referirse indirectamente a él como Satán en homilías recientes. Vigano le pidió al Vaticano que comente sobre el caso y dijo que cuenta con toda la documentación necesaria para demostrar años de encubrimiento por parte del Vaticanoa los supuestos abusos sexuales que cometió el excardenal Theodore McCarrick.

“¿Cómo es que alguien puede evitar concluir que la razón por la que no proporcionan documentación es porque saben que confirma mi testimonio?” escribió Vigano. “La renuencia del papa a responder a mis acusaciones y su falta de acción a los llamados de los feligreses por encontrar a los culpables no coinciden con su llamado de transparencia y unidad”.

La carta está fechada el viernes 29 de septiembre, la celebración de San Miguel, arcángel. No es una coincidencia. San Miguel es conisderado el protector de la iglesia, el líder de todos los ángeles que combatieron al demonio y lo alejaron de la iglesia.

Vigano conmocionó el papado de Francisco el mes pasado cuando acusó al pontífice de rehabilitar a McCarrick de las sanciones impuestas por el papa Benedicto XVI. Acusó a más de dos docenas de funcionarios y exfuncionarios del Vaticano, así como a una serie de obispos estadounidenses y asesores papales, de ser parte del encubrimiento, y pidió la renuncia de Francisco a causa del escándalo.

El Vaticano sabía desde, al menos 2000, que McCarrick invitaba a seminaristas a su casa de playa en Nueva Jersey y a su cama. Y aun así Juan Pablo II lo nombró arzobispo de Washington y cardenal en 2001 y McCarrick se convirtió en portavoz del arzobispado estadounidense en 2002, en momentos en los que intentaban atender el enorme escándalo de abuso sexual en Boston.

Francisco destituyó a McCarrick como cardenal en julio, después de que una investigación estadounidense determinó creíble una acusación de que tocó inapropiadamente a un monaguillo en la década de 1970. Después de que se dio a conocer la investigación, varios seminaristas y sacerdotes reportaron que ellos también fueron víctimas de abusos y acosos de McCarrick.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook