Van a limpiar a casa de su madre recién fallecida y hallan el cadáver momificado de un hermano que no conocían


Imagen de la calle Dexta Way, en Northallerton, Inglaterra.
GOOGLE STREET VIEW

Dos mujeres y un varón, todos hermanos, acudieron a limpiar la casa de su madre después de que esta falleciera. Lo que no esperaban era un terrible hallazgo: el cuerpo momificado de un bebé que resultó ser un hermano del que no sabían de su existencia.

Relata el diario The Independent que los hermanos encontraron una caja de apenas 45 cm en el interior de un armario, bajo la escalera de la casa. En ella, el macabro descubrimiento: los restos momificados de un bebé envueltos en una tele. Avisaron a la Policía, que se hizo cargo de los restos. Un análisis de ADN reveló que el bebé era hijo de Carol y Melvin Thompson, los padres de los tres hermanos

Ahora se investigan los detalles del suceso. La tela que envolvía el cuerpo data de finales de los 50 o principios de los 60, mientras que en la caja se encontraron también cartas datadas en 1968, año en el que el matrimonio Thompson se casó y anterior al nacimiento de los tres hermanos.

Por ahora no se sabe si el niño murió antes o después de nacer, pero la autopsia revela que no tenía ningún hueso roto. El forense del caso, John Broadbridge, declaró a The Independent que “en mis 25 años de experiencia profesional, este es el caso más inquietante con el que me he cruzado”. “Es muy trágico y terriblemente triste que una madre haya tenido que mantener un secreto como ese”, sentenció el doctor.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook