Una persona muerta y más de 70 viviendas en llamas por una serie de explosiones de gas al norte de Boston


Una decena de explosiones seguidas de incendios ocurrieron en la tarde de este jueves en Lawrence, Andover y North Andover, ciudades al norte de Boston, Massachusetts, lo que generó la evacuación de numerosos barrios donde además se detectó un fuerte olor a gas, informó la policía local.

Hasta ahora se han reportado entre 70 y 100 viviendas afectadas por las explosiones y una personas muerta. Se trata de Leonel Rondon, de 18 años, habitante de Lawrence que según la fiscalía del distrito de Essex, murió en su carro después de una de las explosiones.

Las autoridades indicaron que todos los hogares de la zona que tienen sus cuentas de gas con la compañía Columbia Gas fueron evacuados inmediatamente. Hasta el momento 8,000 personas habrían acatado la orden. Joseph Solomon, jefe de la policía de Massachusetts, ha dicho que el fuego se ha extendido tanto “que no deja ver el cielo”.

El Hospital General Lawrence dijo que está tratando a 12 pacientes que resultaron heridos por las explosiones de gas. Dos se encuentran en estado crítico. Según indicó un portavoz de ese centro médico al diario The Washington Post, el lugar estaba en modo de manejo de emergencias y listos para recibir a más heridos.

Aún las autoridades no tienen información sobre las causas de las explosiones.

Lo único que se sabe es que Columbia Gas había anunciado este jueves que iba a cambiar las líneas de gas en varios vecindarios del estado de Massachusetts, incluida la zona donde se produjeron las explosiones.

A consecuencia de esta situación la empresa que suministra electricidad a los vecindarios afectados decidió cortar la luz como medida de prevención.

En un comunicado, el gobernador del estado, Charlie Baker, pidió a los residentes de los barrios afectados que sigan las instrucciones de las autoridades locales, entre ellas las evacuaciones y la suspensión del uso de gas.

Las evacuaciones se llevaron a cabo en lugares en los que se registró un intenso olor a gas y en donde cuerpos de bomberos y la policía ayudaron con las evacuaciones y el control del tráfico.

En las ciudades de Lawrence y North Andover las clases han sido canceladas mañana. La Cruz Roja, por su parte, ha establecido varios centros provisionales de atención para los damnificados.




Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook