Toros buscan una embestida más feroz con peloteros cubanos


Los Toros del Este van a reforzar su embestida con dos peloteros de sangre cubana. Yunel Escobar y Peter O’Brien llegan a la República Dominicana para alimentarse de béisbol invernal y calentar sus aspiraciones de Grandes Ligas en el 2019.

El antesalista Escobar y el primera base O’Brian redondean un cuarteto de Cubanos en los Toros junto a Raúl Valdés y Alaín Tamayo, quienes llevan varias semanas alistados en el torneo.

Ambos se suman a los 13 compatriotas que ya pasaron o todavía se desempeñan -ocho en este momento- en ese circuito del Caribe, uno de los más potentes y populares en calibres de béisbol.

El caso de Escobar, de 36 años de edad, despierta muchas preguntas, porque siendo aún un jugador útil y con números importantes, se mantuvo fuera de acción toda la temporada del 2018.

De modo que su paso por la LIDOM pudiera ser crucial en sus deseos de volver a las Mayores, donde en 11 contiendas de por vida conecta para .282 con 90 cuadrangulares y 519 impulsadas.

Pero si Escobar va todavía sin un rumbo definido salvo demostrar que puede jugar a un alto nivel, O’Brian lo hace bajo la impresión de que lleva un palmo de ventaja en la carrera por apoderarse de la inicial de los Marlins para la venidera campaña.

Los peces pudieran hacer algunos movimientos y traer personal de fuera para agudizar la competencia, pero al momento de redactar estas notas a O’Brian se le daría la oportunida de ser el titular en la primera base, de acuerdo con lo que suceda en la primavera.

A pesar de que llegó en la recta final de la temporada, el cubanoamericano dejó una grata impresión al conectar para .273 con cuatro palos de vuelta entera y 10 remolcadas en apenas 22 encuentros.

Sin duda, Miami estará pendiente de lo que pueda hacer este hijo de madre cubana y padre estadounidense, un producto típico de Hialeah al que no le falta carisma, pero necesita más oportunidades.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook