¿Sexo a 60 millas por hora? Con los vehículos autónomos muchos placeres vienen incluidos


Algún día, mucho antes de lo que usted cree, su vehículo autónomo le liberará del volante, el pedal del freno y los malos conductores que obligan a los buenos choferes a convertirse en guerreros súper vigilantes de la carretera.

En su cómoda y segura habitación móvil sobre ruedas usted podrá comer, beber, dormir, trabajar, hacer ejercicios, ver un partido de fútbol, una película y hasta tener relaciones sexuales.

El sexo en los autos no es nada nuevo: el Journal of Sex Research descubrió que el 60 por ciento de los estadounidenses lo han intentado. La intimidad en un vehículo autónomo será mucho menos restringida que en un pequeño Corvette rojo y con mucho menos contorsiones. Se sentirá en el paraíso sin las luces del tablero de instrumentos porque no habrá un tablero de instrumentos.

Los automóviles sin conductor operados por computadora serán lo suficientemente amplios para colocar camas o al menos espacios para dormir. Por lo tanto, el sexo a 60 millas por hora sería un producto primordial “socio-conductual” de los vehículos autónomos, indica un nuevo estudio sobre cómo esa tecnología afectará el turismo urbano, la vida nocturna y el estilo de vida.

“La hospitalidad y la noche hedónica”, es el encabezamiento de la sección más jugosa del informe por Scott Cohen, profesor de Turismo en la Universidad de Surrey, y Debbie Hopkins, profesora de Transporte en la Universidad de Oxford en Inglaterra, en la que examinan qué impacto tendrán los vehículos autónomos (VA) en hoteles, restaurantes, bares, clubes y eventos.

Cohen dijo que espera que el sexo y la prostitución en los VA se conviertan en “un fenómeno en crecimiento”.

“Por ejemplo, ‘los hoteles por hora’ probablemente serán reemplazados por [los VA] y esto tendrá implicaciones para el turismo urbano, ya que el sexo juega un papel central en muchas experiencias turísticas”, escribió Cohen en The Annals of Tourism Research.

Mientras que los VA en el área del servicio de transporte, tales como los de Uber y Lyft, “probablemente serán monitoreados para disuadir a los pasajeros de tener relaciones sexuales o usar drogas, y para prevenir la violencia, dicha vigilancia puede ser superada, desactivada o eliminada rápidamente”, dijo Cohen. “Además, los [VA] personales probablemente no tendrán dicha vigilancia.

“Dichos [VA] privados también se pueden utilizar comercialmente, solo una pequeña conclusión que nos permite imaginar al Barrio Rojo de Ámsterdam sobre ruedas”.

La prostitución es ilegal en Estados Unidos, a excepción de unos pocos condados en Nevada, pero es legal en docenas de otros países. Donde los burdeles están prohibidos, los trabajadores sexuales necesitan un lugar para sus negocios, y los VA pueden facilitar las transacciones entre ellos y sus clientes.

vehiculos autonomos 2.jpg

Un automóvil autónomo del futuro cercano: el Mercedes-Benz F015, modelo “Luxury in Motion”.

Mercedes-Benz

A medida que los VA se conviertan en algo común —algo Cohen predice que sucederá en la década de 2040— tendrán una variedad de diseños de interiores y configuraciones de cinturones de seguridad, para adaptarse al pasajero. Así que un espacio privado y acogedor para el sexo podría ser un gran punto de venta. Luego están las posibilidades de personalizar ese espacio, pero no vamos a entrar en esos detalles aquí.

El alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, imagina los VA como “salas de estar móviles”, donde las personas podrán sentarse cara a cara y socializar o incluso llevar a cabo una reunión. Mercedes-Benz llama al interior de cuero y nogal de su sedán autónomo F015 un “salón de lujo” para las personas con “un creciente deseo de privacidad” en un “espacio vital digital”.

“El auto que conocemos va a cambiar completamente”, dijo Giménez. “Es una tecnología muy disruptiva que se está acercando cada vez más a la fase de implementación a medida que estas empresas compiten entre sí para refinarla. Quiero asegurarme de que Miami-Dade esté a la vanguardia”.

Y la próxima revolución del transporte podría venir en forma de taxis eléctricos voladores, dijo Giménez.

“La gente dice que estoy loco, pero hemos hablado con una compañía de Alemania llamada Lillium que está desarrollando un [vehículo de] cinco plazas que puede despegar y aterrizar verticalmente y alcanzar una velocidad de 185 millas por hora”, dijo. “Boeing puede lanzar uno el próximo año”.

vehiculos autonomos 3.jpg

El Ford Fusion autónomo es uno de los vehículos que se están probando en Miami.

Ford.

Giménez llevó al comisionado Esteban Bovo en un viaje de prueba en un Ford Fusion autónomo la semana pasada (acompañados por dos conductores humanos por si acaso). Ford, una de las más de 30 compañías que compiten por perfeccionar el software y los sensores para que los vehículos autónomos estén listos para los consumidores, espera vender su primer modelo enel 2021. La compañía ha estado probando una flota en Miami desde su terminal de Wynwood desde febrero. Ford anunció recientemente una nueva asociación con Walmart que permitirá a los clientes recibir comestibles a través de los VA.

Cohen predice que la comodidad que ofrecen los autos sin conductor tendrá múltiples repercusiones en el turismo y los viajes. Ve a los VA y sus ocupantes dormidos recorriendo las carreteras en la noche hacia sus destinos en lugar de detenerse en los hoteles. Volkswagen está desarrollando una casa rodante autónoma.

“Los restaurantes pueden hallar una competencia en los [VA], que se convertirían en restaurantes en movimiento, o combinarían el turismo urbano con la comida, como existe hoy en día con los cruceros con cena”, escribió. “Los recorridos nocturnos [en VA] por la ciudad pueden, en este sentido, volverse más populares y combinarse con más consumo de alcohol, ya que un conducir ebrio no será un problema [en un VA]”.

Imagine hacer ejercicio o montar una bicicleta estacionaria instalada en su automóvil durante el viaje. Escribir correos electrónicos en su computadora. Hacer un viaje de una costa a otra de EEUU en 57 horas seguidas (dos hombres lo hicieron en un Tesla en piloto automático).

vehiculos autonomos 1.jpg

El interior del Mercedes-Benz F015 autónomo. Los pasajeros podrán usar su tiempo libre para relajarse o trabajar como les plazca.

Mercedes-Benz.

Además de hacer que el tiempo de viaje sea más productivo, los VA también prometen reducir la congestión del tráfico, la contaminación, los problemas de estacionamiento y la cantidad de accidentes (el 90 por ciento son causados por errores humanos y las generaciones futuras tal vez se sorprendan de que los humanos alguna vez hayan podido conducir). Los VA podrían reconfigurar el espacio urbano, ya que los estacionamientos actualmente ocupan un tercio del espacio en el centro de muchas ciudades grandes.

En el lado negativo, se espera que los VA aumenten la demanda de viajes en automóvil, lo que incrementará la cantidad de tiempo que las personas pasen en automóviles y su disposición a viajar distancias más largas, fomentará la expansión de los suburbios y desalentará el uso del transporte público.

Cohen dijo que las hordas de VA en los centros turísticos podrían hacer que los atascos sean peores que los autobuses turísticos actuales, y los VA dejarán sin trabajo a las personas en la industria del turismo, en particular a los guías turísticos, los conductores de autobuses de turismo y taxistas.

Los vehículos inteligentes y autónomos nos convertirán a todos en pasajeros y “cambiarán nuestras ciudades de la misma forma que el iPhone cambió las comunicaciones”, predice el senador estatal republicano de St. Petersburg Jeff Brandes, un abanderado de esta tecnología que se presentará en la Cumbre Anual de Vehículos Autónomos, del 27 al 28 de noviembre, en Tampa, Florida.

“Una serie de encantos apoyan las visiones a menudo utópicas de los futuros centros urbanos automatizados”, dijo Cohen.

Conducir un automóvil es una pasión muy americana. Con los VA del futuro, esa pasión simplemente se transfiere al asiento trasero.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook