Sala estuvo expuesto a alto nivel de monóxido de carbono


El cadáver del delantero de 28 años fue encontrado entre los escombros dos semanas después. El cuerpo de Ibbotson no ha sido encontrado.

La Agencia de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido informó el miércoles que las pruebas de toxicología detectaron “una elevado nivel de saturación de COHb (el producto combinado de monóxido de carbono y hemoglobina) en la sangre de Sala.

Indicó que el nivel alcanzó el 58%, superando el 50% “generalmente considerado potencialmente fatal” para un individuo sano. El monóxido de carbono por encima de ese nivel puede provocar convulsiones, perder el conocimiento e incluso un ataque cardiaco, mencionaron los investigadores en su informe provisional.

El informe no precisó el efecto, si lo tuvo, del monóxido de carbono en que la aeronave se estrellara. Sin embargo, apuntó que el piloto británico de 59 años pudo haber sido afecto “de alguna manera”.

“Está claro por los síntomas que la exposición al monóxido de carbono puede reducir o limitar la habilidad del piloto de maniobrar una aeronave dependiendo del nivel de exposición”, dijeron los investigadores.

La agencia indicó que aún investiga y que “un informe final será publicado en el debido momento”.

Daniel Machover, abogado de la familia de Sala, señaló que el hallazgo “suscita muchas interrogantes”.

“La familia y el público necesita saber el nivel de monóxido de carbono que pudo penetrar en la cabina”, dijo Machover. “La seguridad aérea depende en saber lo máximo sobre este hecho”.

Machover instó a las autoridades extraer la aeronave del lecho del mar, a 68 metros (225 pies) por debaje de la superficie, “sin mayores demoras”.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook