Rosario Murillo contradice a obispos anunciando viacrucis «protegidos» por la Policía

La vicedictadora y vocera gubernamental de Nicaragua, Rosario Murillo, continúa ignorando los anuncios de la jerarquía católica y anunció que a partir de este viernes se celebrarán en todo el país viacrucis que serán «protegidos» por la Policía en contradicción con lo dispuesto por la Conferencia Episcopal que orientó oficialmente que este año, producto de la pandemia del COVID-19, no se realizará ese recorrido que rememora la ruta dolorosa de Jesús camino al calvario.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) emitió una carta pastoral el miércoles, 17 de febrero, dando inicio a la Cuaresma, y entre otras cosas, anunció que este año no habría viacrucis en a como se ha acostumbrado en la tradición católica, sino que este año se realizarían a lo interno de las parroquias para evitar aglomeraciones que pudieran exponer a la feligresía a contagios de COVID-19.

Noticia relacionada: Iglesia católica de Nicaragua insiste en reformas electorales

Murillo, en su monólogo diario a través de sus medios de propaganda, que este viernes, 19 de febrero, duró 27 minutos, mencionó a Dios en 14 ocasiones y la palabra odio en ocho;. La vicedictadora en su afán de llevar la contraria a los obispos dijo: «Este viernes, 19 de febrero, se realizarán viacrucis en todo el país, resguardados por la Policía», al tiempo que también celebró que la Asamblea Nacional haya aprobado por ley que el legado de Augusto C. Sandino, sea establecido en Nicaragua como «patrimonio inmaterial de la nación», lo que llamó «patrimonio espiritual».

Y como ya es costumbre, la segunda al mando de la dictadura no desaprovecha oportunidades para lanzar “puyas” a la oposición en medio de sus llamados al amor y la paz en sus discursos cargados de epítetos negativos y remarcó que su gobierno avanza porque «merecemos vivir con soberanía nacional, sin que otras voces y otras identidades pretendan interferir en nuestros rumbos que son soberanos, que son independientes, que son inteligentes y que son parte de una cultura de paz que se fracturó por un tiempito que no fue culpa de las familias sino de un grupito, de unos cuantos terroristas que asaltaron la paz».

Noticia relacionada: Rosario Murillo: «Los que se creen nobles, de alcurnia, son ricos por la venta de la patria»

Asimismo, Murillo anunció que conmemorarán el asesinato de Sandino dos días seguidos, primero el domingo, 21 de febrero, cuando depositarán ofrenda floral en el punto donde fue capturado por efectivos de la naciente Guarda Nacional y el lunes 22 que celebrarán un acto donde probablemente reaparezca el dictador Daniel Ortega, luego de 41 días sin dar la cara.

Más actividades de aglomeración y nada de la vacuna

La vocera del régimen Ortega-Murillo, en su persistente atención de mostrar que en Nicaragua hay total normalidad con respecto a la pandemia, pese a las advertencias de expertos de que el COVID-19 todavía es una realidad, informó que durante el fin de semana se realizarán 4,700 actividades entre deportivas, de salud, culturales y tradicionales.

En ese sentido, Murillo dijo que entre sábado y domingo habrá 1,600 actividades deportivas, 1,500 culturales, 600 gastronómicas. Además, realizarán 530 visitas de seguridad a productores y 200 actividades recreativas en diferentes destinos turísticos. Pese a anunciar miles de actividades de salud, la vicedictadora no dijo nada sobre las vacunas contra el COVID-19, muy diferente a los países vecinos como Costa Rica que empezó a vacunar a sus ciudadanos hace unas semanas y Honduras, que se espera también arranque con su jornada.

MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: