Rafael Amaya reaparece tras final de ‘El Señor de los Cielos’


Rafael Amaya reapareció en México poco antes de la trasmisión del capítulo final de la sexta temporada de El señor de los cielos, echando por la borda las versiones de que estaba enfermo y creando serias dudas sobre el futuro sobre la serie más exitosa de la cadena Telemundo.

El actor, quien despareció de la serie a las pocas semanas de comenzar la transmisión del primer capítulo en Estados Unidos, fue visto en la página de Facebook de Tatiana Clouthier, jefa de la campaña del presidente electo de México, Andrés López Obrador.

La foto de Amaya, en la que no se ve con problemas de salud, contradice las versiones oficiales de sus representantes, que aseguraron que el actor no había podido reincorporarse a las grabaciones de El Señor de los Cielos debido a una infección respiratoria que habría contraído en Turquía, mientras grababa unas escenas para la serie.

Durante sus meses fuera de la vida pública, la prensa mexicana insistió en que el actor había “recaído en las drogas” y que había desaparecido para desintoxicarse. Incluso se recordó la crisis que sufrió en 2015, que él y Telemundo adjudicaron al exceso de trabajo, pero que se presentó como una sobredosis.

Fuentes cercanas a Telemundo revelaron a el Nuevo Herald que la ausencia de Amaya había creado serios problemas para la producción, no sólo para la serie sino también para de la cadena, que se vio obligada a colocar al chileno Matías Novoa en el papel estelar de la serie, pero no como su sustituto para encarnar a Aurelio Casillas, sino como su medio hermano, Amado.

Novoa había protagonizado con Fernanda Castillo la primera temporada de Enemigo Íntimo y se había planificado una segunda. Ahora con el público identificando a Novoa como Amado Casillas, alias El águila azul, la cadena se vio en la complicada decisión de mantenerlo en las dos producciones —poco probable—, eliminar su personaje de alguna de las dos o cancelar una o las dos series. Ninguna de las opciones son atractivas y los ejecutivos de la cadena han evaluado qué será menos perjudicial para los ratings de la cadena.

Telemundo también debería anunciar en breve cómo quedará su relación con Amaya, quien estaba obligado por contrato a grabar la sexta temporada y durante meses se negó a presentar la documentación médica que explicara su negativa a regresar al trabajo. La serie había resuelto su ausencia poniendo a Aurelio Casillas en coma, pero los fans esparon en vano verlo recuperado, así fuera en los últimos momentos del capítulo final.

Lo cierto es que incluso sin Amaya, El Señor de los Cielos sigue siendo la franquicia más exitosa de Telemundo, pero la serie, para bien o para mal, gira entorno a su personaje de Aurelio Casillas, y a menos que lleguen a un acuerdo la única opción para mantenerla viva sería poner a otro actor a interpretarlo. Ya hicieron el experimento al colocar a Alberto Guerra en el lugar de Mauricio Ochmann como El Chema, y no les salió nada mal.

Sin embargo, una cosa es cambiar a un personaje secundario y otra al principal, quien lleva por cinco años enamorando, asqueando y obsesionando a la audiencia, hasta el punto de haber logrado cambiar la historia de la televisión en español de Estados Unidos.

Quizá en eso estaba pensando Amaya cuando en declaraciones a People en Español, las únicas que dio en los cinco meses de ausencia dijo: “Me cambió la vida Aurelio y vamos a platicarlo [con Telemundo seguir grabando otras temporadas] y agarrarnos de la mano y seguir viajando juntos… Y si llegó la hora de soltar la mano, pues a soltar la mano, vamos a ver qué pasa”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook