Pilotos de combate estadounidenses controlan drones desde su pierna con una tableta


Publicado:
8 sep 2021 18:30 GMT

En Estados Unidos se realizó una exitosa demostración del control de enjambres de drones de combate por pilotos de cazas de cuarta y quinta generación en pleno vuelo.

La compañía General Atomics Aeronautical Systems (GA-ASI) anunció el 3 de septiembre que había realizado una demostración con pilotos de aviones de combate de cuarta y quinta generación que manejaron en pleno vuelo avanzados drones de ataque semiautónomos, como, por ejemplo, el dron Loyal Wingman, desarrollado por la compañía estadounidense Boeing para actuar en grupos.

Durante la prueba, que se llevó a cabo en el sur de California el 25 de agosto, el piloto de un turbohélice bimotor Beechcraft King Air 200 especialmente configurado que desempeñó el papel de una aeronave de combate de cuarta o quinta generación y que actuaba como sustituto de un avión de combate, pudo emitir comandos a un sigiloso avión no tripulado General Atomics Avenger a través de una aplicación de software instalada en un dispositivo similar a una tableta. 

EE.UU. realiza la primera prueba exitosa de un sensor 'asesino' de aviones sigilosos

El comunicado de la compañía señala que la prueba demostró la capacidad de controlar las aeronaves no tripuladas “brindando una mayor conciencia [situacional] y efectividad al combatiente”.

“Este vuelo se basa en las pruebas anteriores de sistemas pasivos de infrarrojos de onda larga y continúa validando que las aeronaves del Grupo 5 UAS [sistemas de aeronaves no tripuladas] pueden realizar una indicación de objetivo móvil en el aire (AMTI)”, comentó en el comunicado Mike Atwood, director de proyectos avanzados de GA-ASI.

El Grupo 5 se refiere al nivel más alto en el sistema de categorización de drones del Ejército de EE.UU. y que incluye cualquier avión no tripulado con un peso de más de 1,320 libras (unos 600 kilogramos) y que tenga un techo operacional de al menos 5.500 metros, aclaró el portal especializado The Drive.

Los primeros cazas rusos Sukhoi Su-35 prueban con éxito el nuevo sistema de búsqueda por infrarrojosLos primeros cazas rusos Sukhoi Su-35 prueban con éxito el nuevo sistema de búsqueda por infrarrojos

El portal indica que a juzgar por indicado, Atwood se refiere a múltiples pruebas de drones dotados de equipo de búsqueda y seguimiento por infrarrojos (IRST, por sus siglas en inglés) de rastreo de espacio con distintos grados de autonomía.

Así, en agosto de este año un caza estadounidense de cuarta generación F-15 por primera vez utilizó el nuevo sensor infrarrojo Legion Pod para derribar un blanco aéreo F-16 con un misil AIM-120 de gran alcance, según un comunicado del Departamento de Defensa.

El sistema de búsqueda y de seguimiento por infrarrojos IRST es un sistema pasivo, es decir, no emite ningún tipo de radiación. Una gran ventaja a la hora de dificultar su detección.

Sin embargo, esta misma característica reduce su alcance de barrido, a diferencia de los radares que sí emiten ondas de radio detectables pero tienen un mayor alcance.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: