Periodista en huelga de hambre encara las regulaciones de salida del país


Tras 72 horas en huelga de hambre, el periodista independiente Guillermo del Sol confirmó desde la ciudad de Santa Clara que se mantendrá firme en sus exigencias a las autoridades cubanas.

Del Sol inició la medida (inanición y abstención) luego de que su hijo, Adrián del Sol, fuera impedido de viajar el pasado domingo a Trinidad y Tobago como parte de un grupo de la sociedad civil cubana que recibiría allí un taller de adiestramiento.

En entrevista con el programa Cuba al Día, de Radio Televisión Martí, Del Sol explicó a Tomás Cardoso: “Estoy destruido, porque la diabetes es una enfermedad muy agresiva, yo no pruebo alimento sólido desde el sábado en la cena, tampoco estoy tomando agua, me está llevando muy tenso, pero espiritualmente me siento fuerte y sigo adelante”.

Como suele ocurrir ante exigencias parecidas, la policía política se acerca a quienes protestan ante las instituciones civiles o militares contra injusticias o medidas excesivas.

“La metodología que utiliza la Sección 21 de la Seguridad del Estado (denominada también Enfrentamiento al Enemigo) es llevarte hasta las últimas consecuencias. Ellos dicen que la huelga de hambre es verdadera cuando pasa de los treinta días, ellos me van a exprimir hasta el final”, declaró Del Sol, quien ha desarrollado su trabajo en los últimos años fundamentalmente en los audiovisuales.

‘Regulados’, nuevas víctimas del autoritarismo

La Declaración Universal de los Derechos Humanos en su Artículo 13, especifica: “1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado; 2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso el propio, y a regresar a su país”.

La Dirección de Inmigración y Extranjería (DIE) del Ministerio del Interior se ocupa de los trámites de emisión de pasaportes, así como de informar qué ciudadanos quedan regulados bajo la reforma a la Ley No. 1312 – Ley de Migración de Inmigración, puesta en vigor en enero de 2013.

El Decreto-Ley 302 del 11 de octubre del 2012, que recoge la flexibilización de la anterior ley migratoria (eliminación del Permiso de Salida o Carta Blanca), también incluye lo que inicialmente denominaron “un grupo minoritario de personas” y que están sujetas a regulaciones especiales para su salida del país.

Entretanto, el Instituto Patmos, con representación en Cuba y Washington, acaba de actualizar su lista de cubanos ‘regulados’, a los que les impiden salir del país.

El pastor Mario Félix Lleonart Barroso, de Patmos y residente en el estado norteamericano de Maryland, ha divulgado una lista de 130 ciudadanos cubanos a los que las autoridades les impiden sus salida del país, en ocasiones, sin explicación alguna.

“Ya la hemos estado enviando a diferentes instituciones y personalidades de los más altos sectores de poder en el mundo”, explicó Lleonart.

La lista inició en 2018 con apenas 52 nombres, y se ha duplicado. Recientemente un grupo de 287 cubanos enviaron una carta abierta al senador estadounidense Patrick Leahy, crítico de la política de Donald Trump sobre los viajes a la isla, en la que le informaron de unos 300 casos a los que les han impedido salir de Cuba.

[Con entrevistas de Tomás Cardoso para Radio Televisión Martí]



Source link

SiteLock
Facebook