Panamá ordena apertura de juicio a expresidente Martinelli


Un juez de garantías de Panamá ordenó el lunes la apertura de un juicio al expresidente Ricardo Martinelli por espionaje. La noticia se dio a conocer tras una audiencia intermedia realizada al exgobernante desde junio, cuando fue extraditado por Estados Unidos.

El magistrado de la Corte Suprema, Jerónimo Mejía, en condición de juez de garantía al dar lectura a la resolución, dijo que Martinelli será enjuiciado por los delitos contra la inviolabilidad del secreto y del derecho a la intimidad y peculado por la compra de equipos de interceptación de las comunicaciones para espiar sin autorización.

Mejía dio como fecha de apertura del juicio a Martinelli el 11 de diciembre.

Al dictar la resolución, el magistrado reiteró que la Corte tiene la competencia para juzgar a Martinelli y no un juzgado ordinario como pidió la defensa del exgobernante tras la renuncia de su cliente al foro centroamericano. Mejía argumentó que la Corte tiene la competencia debido a que Martinelli era integrante del Parlamento Centroamericano (Parlacen) cuando comenzó el proceso judicial.

El juez dijo que Martinelli “es acusado por peculado de uso, toda vez que a través de funcionarios usaron los equipos para interceptar comunicaciones”.

“No sólo usó bienes del Estado, sino que uso funcionarios para su beneficio”, aseguró.

Durante la audiencia dio lectura a las pruebas presentadas por la fiscalía y la defensa de Martinelli. Entre las pruebas admitidas por la fiscalía, figura el testimonio del presidente Juan Carlos Varela entre casi un centenar de otras pruebas testimoniales, documentales y otras de peritajes que serán dirimidas en el juicio al ex gobernante.

Al término de la audiencia, Mejía dijo que el pleno de la Corte que integran los nueve magistrados son los competentes para conocer el juicio oral al exgobernante.

A Martinelli, de 66 años, se le acusa de haber ordenado presuntamente la interceptación de comunicaciones de al menos 150 personas y gastado millones de dólares en equipos de espionaje en los últimos años de su administración, que corrió de 2009 a 2014. Por la compra de esos equipos se le formuló el cargo de peculado. Mejía dijo que los equipos fueron utilizados para “beneficio personal” del exgobernante.

El magnate de los supermercados fue extraditado de Estados Unidos en junio para que enfrentase a la justicia panameña y encararía una condena de 21 años de prisión en el caso de que fuera encontrado culpable.

Desde su llegada a Panamá tras ser extraditado, Martinelli se encuentra recluido en la cárcel El Renacer.

Durante el encierro, el exgobernante ha padecido deterioro en su salud y en varias ocasiones ha sido llevado de urgencia al hospital para ser tratado por presión arterial elevada y afecciones del corazón, entre otros. Sus abogados han intentado sin éxito que se le otorgue una medida de detención domiciliar.

Martinelli ha argumentado en todo momento que el proceso que se le sigue tiene motivaciones políticas y ha acusado al presidente Varela de inmiscuirse en las decisiones judiciales.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook