Nueva York declara emergencia pública por casos de sarampión


La ciudad de Nueva York declaró el martes una emergencia pública por un brote de sarampión ocurrido mayormente en una comunidad judía ultra ortodoxa y ordenó la vacunación de residentes de ese vecindario.

El alcalde Bill de Blasio emitió la extraordinaria orden en medio de una crisis de sarampión en la zona de Williamsburg, en Brooklyn, donde más de 250 personas han contraído esta enfermedad desde septiembre. Funcionarios dijeron que el brote se debe a activistas contra la vacunación que están dando falsa información.

La orden abarca a residentes, trabajadores o estudiantes de cuatro códigos postales en Williamsburg. Todas las personas de estas zonas que no se han vacunado contra el sarampión y que podrían haber estado expuestos al virus, incluyendo niños mayores de seis meses, se deben de vacunar, según la orden.

El municipio no puede obligar a nadie a que se vacune, pero funcionarios dijeron que quienes no lo hagan podrían ser multados con hasta 1.000 dólares. El municipio dijo que ayudará a la gente a vacunarse si no puede hacer esto rápidamente a través de sus doctores de cabecera.

Se han confirmado 285 casos de sarampión en la ciudad de Nueva York desde el inicio del brote, el más grande en la ciudad desde 1991, dijeron funcionarios.

Los casos de sarampión en la ciudad de Nueva York representaron alrededor de dos tercios de todos los casos de esta enfermedad reportados la semana pasada en Estados Unidos.

La comisionada de salud de la ciudad, la médico Oxiris Barbot, dijo que la mayoría de líderes religiosos en las grandes comunidades ortodoxas de Brooklyn apoyan la vacunación, pero los índices han seguido bajos en algunas áreas debido a resistencia de grupos que creen que las vacunas son peligrosas.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook