No soy un asesino ni una mala persona, afirma boxeador cubano


Marcos Forestal quier dejar algo en claro: “no soy un asesino’’. El boxeador cubano involucrado en un accidente fatal que dejó sin vida a una madre embarazada de ocho meses vive momentos difíciles sin dejar de reconocer la gravedad de los hechos.

Aunque se declaró inocente en una primera presencia en corte, Forestal está dispuesto a aceptar la responsabilidad derivada de la investigación policial y sabe el dolor que ha provocado la muerte de Kristil Kincaid y su criatura de ocho meses.

“Pase lo que pase mi vida nunca será la misma’’, expresó vía telefónica el púgil cubano de 28 años. “Siento enormemente lo sucedido, por ella y la familia que deja atrás. Créeme que el dolor me ahoga. Apenas puedo dormir y en mi mente repaso lo sucedido una y otra vez. Me siento muy triste’’.

Una de esas tristezas, sin embargo, proviene de la manera en que se le ha presentado públicamente y la forma en que han reaccionado ciertos sectores que le tildan de asesino y borracho.

De acuerdo con Forestal, el 10 de septiembre manejó dos horas desde San Diego a casa de un amigo en busca de un cachorro de Pitbull de regalo para su novia.

Al regresar se produjo el accidente en la Cuadra 500 Warren Road, al norte de la Avenida Devonshire en el sur de California, donde pereció Kincaid, residente en San Jacinto, casada y madre de tres hijos.

Forestal no desea dar detalles de la investigación que aún prosigue, pero sí quisiera dejar en claro varios puntos:

-Según el boxeador, no se encontraba bajo el dominio del alcohol o de cualquier otra sustancia y al momento de publicar esta nota todavía no se había hecho público el reporte toxicológico.

“No soy un borracho’’, dijo. “No suelo tomar mucho’’.

-El video directo de Facebook que realizó tras el accidente y ha sido fuente de amargas críticas lo hizo, según él, al ver que le quedaba un tres por ciento de batería en su celular y quería que sus amigos lo vieran para poder avisar a sus familiares y supieran lo sucedido.

-Cuando el realizó el video donde se ve la llegada de la policía ya Kincaid se encontraba siendo asistida por los paramédicos, que posteriormente la aerotransportaron a un centro de salud.

“Se ha dicho por ahí que soy un insensible, que no la socorrí por el tema del video, pero cuando lo hice por los motivos ya explicados, ella estaba siendo asistida’’, recalcó Forestal. “Todo ocurrió muy rápido y yo también estaba algo desorientado’’.

Kincaid, quien se encontraba al habla con su esposo Zach por teléfono al momento del accidente, sería mantenida con vida artificial un par de días más para que sus familiares pudieran despedirse de ella, mientras Forestal era llevado a un centro de detención, donde se le fijó una fianza antes de que fuera puesto en libertad en espera del proceso legal.

Su próxima comparecencia ante un juez será el 1 de noviembre y es de esperar una batalla en corte muy complicada para el cubano dada la relevancia del caso que ha sido reflejado en varios medios nacionales.

De acuerdo al teniente de la policía de Hemet, Eric Dickson, Forestal habría estado manejando su BMW sobre el límite de velocidad permitido al sur de Warren, cuando tomó los carriles contrarios y provocó la colisión.

Kincaid habría intentado quitarse delante del sedán, pero ambos vehículos chocaron en las sendas del norte, provocando que el Chrysler de la mujer se incendiara, aunque oficiales lograron extinguir las llamas minutos más tarde.

El cubano, quien buscaba labrarse un nombre en el pugilismo rentado y se había mudado recientemente a California, abandonó en abril del 2014 una escuadra nacional que asistía a un torneo de la Serie Mundial de Boxeo con sede en los Estados Unidos.

Su próxima pelea estaba pactada para principios de noviembre en SHOWTIME.

“Mi carrera deportiva es en lo último que pienso ahora, pero los que me conocen saben cuánto luche para salvarla, para seguir adelante’’, apuntó Forestal. “Y ahora cuando parecía que veía la luz, sucede esta tragedia. Todo ha sido muy desafortunado, pero quiero recalcar que no soy esa mala persona que pintan de mí. No soy un asesino, ni un ser malvado y sin escrúpulos. Quiero confiar en la justicia’’.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook