Neumonía neumocócica: una enfermedad con alto índice de mortalidad en el mundo


Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Una de las enfermedades respiratorias que genera más desafíos en el sector de la medicina es la neumonía, debido a las altas tasas de morbilidad y mortalidad. Los microorganismos que causan esta enfermedad han ido presentando multirresistencia en entornos comunitarios y, sobre todo, hospitalarios, por el gran consumo de antibióticos.

Esto, en palabras del doctor Jesse Román, neumólogo y director del programa Cuidados Intensivos y Pulmonares en el Hospital de la Universidad Thomas Jefferson, “la alta incidencia se debe a las comorbilidades que tiene cada persona, además, por los problemas inmunológicos que desarrollan algunos pacientes mayores de 65 años que, por su edad, presentan enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, etc.”.

Lo anterior, sumado a que, si la persona está en avanzada edad, tendría una mayor predisposición a desarrollar la infección, independientemente de la causa. 

“Entre más edad tenga el paciente menos capacidad tiene el cuerpo para controlar la infección, particularmente si no se atiende a tiempo”, asegura el Dr. Román, durante entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Bacterias de la neumonía han creado más resistencia a los antibióticos

Pese a los avances en la medicina para contrarrestar esta infección respiratoria, actualmente no hay un tratamiento 100% efectivo, otro motivo por el que esta enfermedad es una de las causas más frecuentes de muerte en el mundo.

Por otra parte, se ha registrado un importante aumento en el número de pacientes inmunodeprimidos, quienes presentan a menudo neumonía provocada por microorganismos diferentes y de difícil tratamiento. 

Ante esto, el doctor Román insiste en la vacunación como una estrategia clave. Además, reconoce que el tabaquismo es una de las condiciones que predispone a los adultos mayores a desarrollar neumonía.

“El tabaco reduce la inmunología y la capacidad del pulmón para atender infecciones respiratorias, por lo que es importante no fumar. Además, el ejercicio y una buena dieta que ayude a fortalecer el sistema inmunológico”, aclaró el neumólogo.

Por otra parte, hay en marcha una revolución en el campo de las técnicas de diagnóstico microbiológico, con la implantación de métodos moleculares rápidos que posibilitarán introducir cambios en la gestión clínica de la neumonía. Y, al tiempo, se desarrollan nuevos antibióticos para hacerle frente.

Sin embargo, el especialista en neumología asegura que lo más importante es detectar temprano la condición para poder actuar de forma inmediata, pues si bien es cierto que hay gran cantidad de antibióticos nuevos, también se debe tener en cuenta que la mayoría son similares a los ya existentes.

Vacunas antineumocócicas

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda que la vacuna PCV13 y la PPSV23 sea suministrada a personas mayores de 65 años o mayores de 19 años que tengan algún tipo de afección o que consuman cigarrillo.

Además, la organización prevé que, si la persona ha tenido una reacción alérgica potencialmente mortal a una dosis de la PPSV23, esta no debe ser suministrada.

Entre tanto, los CDC recomiendan que no se administren las vacunas PCV13 y PPSV23 al mismo tiempo. Si necesita las dos vacunas, póngase primero la PCV13 seguida de una dosis de la PPSV23 en otra visita.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook