Miami-Dade aprobó extensión de la 836. Ahora grupos ambientalistas piden a juez que impida su construcción


Grupos ambientalistas que se oponen a un nuevo proyecto para una autopista con peaje en West Kendall le pidieron a un juez que bloquee el plan, argumentando lo que califican como engañosa información compartida con el público antes de que los comisionados del Condado Miami-Dade lo apruebaran.

Las acciones legales de Tropical Audubon Society y del grupo Amigos de los Everglades no son una sorpresa para nadie. Los grupos enviaron cartas sobre una posible batalla legal antes que los comisionados votaran en septiembre para cambiar el plan del condado que permitiría que una autopista con peaje de 14 millas atravesase los Límites de Desarrollo Urbano de Miami-Dade.

La línea imaginaria está diseñada para evitar que continúen las construcciones en los Everglades de densas subdivisiones suburbanas y complejos comerciales. Los partidarios del proyecto, por su parte, dicen que se trata de una ruta expresa que debe hacerse desde años para aliviar los problemas de tráfico en West Kendall, adonde no llega el sistema de Metrorail del condado.

Entretanto, los críticos dicen que se trata de un esfuerzo mal informado para levantar una autopista en áreas sensibles donde se hallan suministros subterráneos de agua y pantanos.

La Autoridad de Autopistas del Condado Miami-Dade (MDX), la junta independiente que administra la actual autopista 836, se encargaría de construir la extensión, que se llamaría Kendall Parkway. Un representante de la MDX no pudo ser localizado el lunes.

El alcalde de Miami-Dade Carlos Giménez funge como el presidente nombrado de MDX, y ocupa unos los puestos de la junta perteneciente a la Comisión de Miami-Dade.

En la demanda que presentaron en una Corte de Circuito de Miami-Dade, los Amigos de los Everglades afirman que un mapa de la extensión propuesta que el condado debía publicar antes de la votación de la Comisión aparecía un plan caduco para la ruta que llegaba más al este que el que estaba en la orden del día en la votación del 27 de septiembre.

En un documento separado que se presentó ante el Departamento de Audiencias Administrativas de la Florida, la Tropical Audubon Society señala que el plan de la 836 no cumple con las reglas de la Florida que controlan el uso de tierras.

La reclamación observa que la extensión empeoraría el tráfico en la 836, “podría en peligro el suministro de del condado” y dañaría a los Everglades.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook