Más de 20 balseros cubanos llegan a los Cayos de la Florida


Casi dos docenas de cubanos llegaron a los Cayos de la Florida en bote en las primeras horas del jueves.

Todos los balseros parecen gozar de buena salud, sin ningún tipo de lesión, dijo Adam Linhardt, portavoz de la policía del Condado Monroe.

Los balseros fueron encontrados en el Parque Veteran’s Memorial, en la milla 42, del lado del mar de la carretera U.S. 1, en el extremo sur del Puente de las Siete Millas, en Little Duck Key, agregó Linhardt. Una embarcación rústica de color azul se halló cerca del lugar.

Los hombres le dijeron a los agentes de la Patrulla Fronteriza que salieron de Santa Cruz del Norte, una localidad ubicada en la costa norte de Cuba, el pasado 31 de diciembre, dijo Adam Hoffner, agente de la Patrulla Fronteriza a cargo de los Cayos.

Los hombres fueron procesados para ser repatriados a Cuba, apuntó Hoffner.

Hace tres años, llegadas similares de emigrantes tenían lugar casi a diario en los Cayos y el sur de la Florida. Bajo la llamada ley de “pies secos-pies mojados”, a los cubanos que tocaban tierra o cualquier puerto de entrada a Estados Unidos se les permitía quedarse en el país y luego, al año, solicitar la residencia permanente. En cambio, los que eran interceptados en el mar, eran devueltos a Cuba.

En una de sus últimas decisiones sobre política exterior, el entonces presidente Barack Obama terminó con esta ley en los días finales de su presidencia.

Su gobierno y el régimen de Castro restablecieron relaciones diplomáticas, de modo que había pocas razones para otorgarle estatus de refugiado a los cubanos que escapaban de la isla.

Muchos cubanos se anticiparon al cambio y en 2016 hubo una gran oleada de balseros. Desde que se acabó la política de “pies secos-pies mojados”, las llegadas por el mar se han vuelto cada vez menos frecuentes.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook