Maestra dijo que irían al infierno por aceptar a hija trans


Cuando Luna estaba en el proceso de revelar su identidad de género, una de las maestras de su escuela le dijo a su madre que estaban pecando por aceptar lo que pasaba con su hija. Ahí comenzó un conflicto en su escuela, que terminó con el retiro de la pequeña a otro colegio. Fue una etapa muy compleja en la vida de la familia, que estaba en su propio proceso por entender que Diego, el niño que habían tenido hace seis años, ya había quedado atrás.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: