Los motivos del padre de Britney Spears para estar en contra del movimiento #FreeBritney: “No está preparada”


Ha sido tal la marabunta de nombres que al final es normal perderse cuando se trata de hablar del #FreeBritney porque, aparte de la protagonista de toda esta historia, Britney Spears, el resto son familiares, abogados, reguladores, tutoras, jueves e incluso anónimos que de vez en cuando protagonizan alguna manifestación frente a los tribunales.

Hay que empezar hablando de Jamie Spears, el padre de la cantante de 38 años. Desde 2007, año en el que la artista sufrió la crisis nerviosa tan célebre que no solo acaparó portadas sino que se ha convertido en meme e incluso icono (es normal ver en Internet la frase “Si Britney superó 2007, tú puedes superar este día”), su progenitor también ejerció como supervisor de la princesa del pop.

Esto significaba que ha tenido todo el control legal y económico sobre su hija mediana 12 años, hasta septiembre de 2019, cuando renunció a sus obligaciones debido a varios problemas de salud -y alguna que otra trifulca familiar-. Era la época en la que volvía a estar más en boga el hashtag #FreeBritney, un movimiento por la libertad de la cantante de Toxic para que dejase de estar tutelada.

Pero durante este 2020 la cosa no ha variado demasiado. Y menos aún en los últimos meses: para empezar la hermana pequeña de Britney, Jaime Lynn Spears, ha sido nombrada administradora de la fortuna de la cantante; luego su propio abogado, Samuel Ingham III, afirmó que la tutela de la autora de éxitos como Baby One More Time o Oops!… I did it again?era “voluntaria” porque lo nuevos informes exponían que no sufre ninguna discapacidad del desarrollo -un tema que ha sido usado por ambas partes en la batalla judicial-; más tarde fue Britney quien se sumó al movimiento #FreeBritney de nuevo con la frase “El mundo está mirándonos” y se opuso al secretismo de su padre, pidiendo que su caso se llevase públicamente; y recientemente el antiguo administrador de su patrimonio, Andrew Wallet, que apoya la versión de Jaime Spears, concedió una tremenda entrevista al diario británico Daily Mail en la que llegaba a decir que la tutela de la artista podría durar para siempre.

Entramos ahora en el terreno que nos ocupa y para ello debemos centrarnos en Jodi Montgomery, quien fue designada como la sucesora de Jaime Spears como tutora legal de la cantante, y que es bastante más permisiva que su padre para con ella, enfrentándose “firmemente” a que ahora que se ha recuperado, el padre de la intérprete regrese a su anterior posición con respecto a su hija.

Esto no quiere decir que la batalla legal haya acabado, más bien todo lo contrario -quizá siendo esta la razón de que Britney haya vuelto a poner a la venta su mansión por 3 millones menos-, porque una fuente anónima le ha contado a la revista US Weeklyel enfado de Jamie.

“Su padre está muy preocupado, ya que a Britney se le está dando más libertad de la que puede controlar y ya ha empezado a tomar decisiones muy importantes sobre sus tratamientos médicos”, ha afirmado esta fuente, que achaca todos estos problemas a la nueva tutora.

“La opinión de Jodi Montgomery es que Britney debe comenzar a lidiar más con los problemas de su vida adulta y tener más responsabilidades, pero Jamie cree que su hija no está preparada todavía”, ha continuado la fuente, lo que ha cabreado a los fans, algo que la propia artista ha querido agradecer en las redes sociales

En su última publicación -que consta de tres fotografías idénticas pero con distinto filtro-, sus 26 millones y medio de seguidores han recibido todo el amor de la que fuese estrella infantil.

“A mis fans… ¡Quiero agradeceros muchísimo vuestro apoyo a lo largo de todos estos años! A veces, cuando leo los comentarios (sí, todos lo hacemos a veces), me demostráis lo amada que soy y lo hermosa que es en realidad la gente”, comienza diciendo la cantante.

“Lo digo en serio. Sea como sea, muchas gracias a todos por vuestras amables palabras, significan mucho para mí”, asegura Britney Spears en un mensaje lleno de emoticonos y puntos suspensivos antes de pedir reiteradamente que Dios les bendiga y confesar que “la primera foto es la original”. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook