Los Marlins son el saco de golpes de la Liga Nacional


El receptor de los Marlins Chad Wallach observa como Ben Zobrist anota por los Cachorros en el primer inning, en el partido efectuado el 15 de abril de 2019 en Miami.

El receptor de los Marlins Chad Wallach observa como Ben Zobrist anota por los Cachorros en el primer inning, en el partido efectuado el 15 de abril de 2019 en Miami.

ctrainor@miamiherald.com






A ganar y a relajarse. La playa es el destino de los turistas y el Marlins Park el sitio de quienes vienen a levantar la moral deportiva y aumentar las victorias. Los peces son por estos días, para utilizar un artefacto del pugilismo, un saco de golpes.

Ya la supo hace unos días Cincinnati, que padecía por ese entonces del peor récord de la Liga Nacional, y ahora parecen descubrirlo unos Cachorros que llegaron huyéndole a una nevada y a mediocres actuaciones.

Chicago se impuso el lunes en la noche 7-2 en el primer encuentro de una serie particular que no vuelve a presagiar cosas buenas para un conjunto marino que ha caído en ocho de sus últimos 10 encuentros.

“Ellos [los Cachorros] tenían un plan y lo ejecutaron bien’’, expresó el manager Don Mattingly, a quien ya se le nota el efecto de las derrotas en el rostro. “Nosotros no pudimos hacer nada’’.

Miami todavía no ha ganado un enfrentamiento particular y Chicago ha llegado sediento de triunfos, deseoso de no ceder más terreno y dejar el sótano del Centro en la Nacional.

Irónicamente, los Cachorros se encontraban por detrás de los Rojos, ese mismo club que utilizó a los Marlins para romper un mal momento en el cual presentaban balance de una sola victoria en nueve juegos.

Y no se trata solo de las organizaciones. Ahí está el caso de Yu Darvish, quien antes de tirar la primera bola del encuentro exhibía una efectividad de 7.50 y generaba más dudas que certezas.

El japonés supo caminar con acierto durante 5.2 entradas de dos carreras y cuatro imparables para mejorar a 6.11 su promedio de carreas limpias ante una ofensiva que no encuentra la manera de facturar anotaciones, a pesar de un cuadrangular de Chad Wallach.

Darvish recibió buen apoyo ofensivo de su equipo, especialmente de Wilson Contreras con vuelacercas y tres remolcadas; mientras que los Marlins solo han pisado el plato cinco veces en sus últimas seis derrotas.

Por el contrario, Trevor Richard emprendió un camino diferente y negativo. Comenzó el choque con una efectividad de 2.00 y la elevó a 3.57 al irse con cinco rayitas, cuatro imparables y cuatro boletos en 4.2 episodios. ¿A dónde fue a parar su cambio?

De manera combinada, Richards solo había permitido cuatro anotaciones en sus tres salidas previas, lo que significa un retroceso en un desempeño que había comenzado bien en esta temporada.

“Ellos fueron agresivos con mi cambio y yo no supe encontrar una respuesta a ese problema’’, reconoció Richards. “Tengo que sacar experiencias de juegos como estos y mejorar’’.

El que sigue mal de todas-todas es Wei-Yin Chen, a quien en dos entradas de faena le marcaron una carrera, aunque su efectividad mejoró a 18.00.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook