Liberada de EI relata cautiverio y cómo vio morir a su hijo


Una mujer siria liberada de su cautiverio contó que insurgentes del grupo extremista Estado Islámico la retuvieron a ella y a más de dos docenas de mujeres y niños en diferentes escondites durante casi tres meses.

En una ocasión los tuvieron presos en un auto en movimiento durante más de 12 horas sin saber a dónde se dirigían, añadió.

Najwa Abu Ammar, natural de la provincia sureña de Sweida, contó que los radicales no los torturaron pero les daban de comer esporádicamente e insultaban y le pegaban a los niños.

Cuando su odisea estaba a punto de terminar, el hijo de ocho años de Najwa Abu Ammar murió por disparos de miembros de la milicia radical durante una operación del ejército sirio para liberar a los rehenes capturados en julio. Su hijo Rafaat falleció en sus brazos.

Su primo Qusay, de 13 años, también fue baleado y se desangró durante cinco antes de morir.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook