Ley de símbolos es una pérdida de tiempo, opinan periodistas


Periodistas cubanos afirman que la ley sobre los símbolos patrios que analiza la Asamblea Nacional del Poder Popular es una pérdida de tiempo y una desviación de los asuntos serios que necesita resolver el país.

Según el gobierno cubano, la nueva ley considera la bandera de la estrella solitaria, el escudo de la palma real y el Himno de Bayamo como los símbolos nacionales, y busca un mayor respeto y presencia de estos símbolos en la sociedad.

En cambio Hildebrando Chaviano, ex candidato a delegado del Poder Popular, opina que esta ley es sin duda un símbolo… pero de mayor vigilancia.

“Es tanto control que al final no se va a poder controlar. Es excesivo el control”, lamentó el activista en entrevista con Radio Televisión Martí.

La nueva ley establece entre otras cosas que los símbolos patrios en prendas de vestir “deben ir situados al frente de las mismas, y no formar parte de pantalones, sayas, pañuelos de bolsillo, ropa interior o de baño”.

“Eso es entretenimiento, tratando de hacer ver que están trabajando, y arreglando el país. No es nada”, ironizó el también periodista independiente sobre el verdadero propósito de la normativa.

“Cuando ves la ley electoral, ves que se queda en lo mismo o peor. A las cosas que importan en realidad no les están tirando”, dijo Chaviano.

El diputado del Poder Popular Félix Julio Alfonso, uno de los patrocinadores de esta ley, en entrevista con la Televisión Cubana explicó que la propuesta es fruto de un minucioso proceso.

“Hemos tratado de que sea milimétrico el detalle, de que no se nos escape nada y que la ley resultante sea una ley que tenga una gran duración en el tiempo y que permita a todos los cubanos conocer mejor y sobre todas las cosas, usar mejor sus símbolos nacionales”, dijo el diputado.

La ley permitirá el uso de estos símbolos en publicidad siempre que “contribuyan a fomentar y desarrollar en las personas valores patrios y a formar una conciencia patriótica de respeto y veneración a ellos y a la tradición histórica de la nación”.

Desde Camagüey, el periodista independiente Henry Constantín opinó sobre la utilidad de esta legislación: “Me parece que esa ley es el producto de una gente muy aburrida que no tenían en qué ocuparse”.

“Creer que el respeto tiene que ver con que en qué parte del cuerpo te pongas una bandera cubana, cuando lo peor que ocurre es que nadie la usa en su vestimenta, ni arriba, ni abajo, ni en la gorra, a no ser que sea un acto que te regalen el pulóver y la gorra y el convocado al acto político, pues se lo ponga en este momento y ya”, dijo Constantín.

La ley también estipula que ya la bandera se puede hacer con una tela más barata.

“Se incorpora la posibilidad de confeccionar la bandera nacional con otros tejidos y en la medida adecuada, lo que busca abaratar su elaboración y contribuye a facilitar su adquisición y uso por las personas naturales o jurídicas y su utilización en actos y espacios públicos, domicilios, “siempre con el cuidado que corresponde”, asegura el texto de la propuesta.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook