Legisladores EEUU piden sancionar China por trato a minorías


Las minorías étnicas musulmanas en Xinjiang están siendo detenidas y torturadas y enfrentan “atroces restricciones a prácticas religiosas y culturales” entre otros abusos, señaló el texto, que estaba firmado por un grupo bipartisano en el que figuran el senador por Florida Marco Rubio, el congresista por Nueva Jersey Chris Smith y otros 15. La misiva se entregó a medios de comunicación el miércoles.

La carta señala al máximo funcionario de Xinjiang, Chen Quanguo, acusado por muchos de convertir la región en un estado policial y de implementar un sistema de campos de internamiento, también conocidos como “centros de reeducación” donde los uigures y miembros de otras minorías pasan meses encerrados sin juicio.

“La detención de hasta un millón o más de uigures y otras minorías étnicas predominantemente musulmanas en centros o campos de ‘reeducación política’ requiere una respuesta dura, específica y global”, señaló la carta.

Exdetenidos que hablaron con The Associated Press describieron los campos de internamiento como instalaciones controladas por guardas armados donde los musulmanes eran obligados a negar sus creencias religiosas, criticarse a sí mismos y a sus seres queridos y a dar las gracias al gobernante Partido Comunista. Pese al estricto control que ejercen las autoridades sobre la información procedente de la región, se reportaron golpizas y decesos.

El programa de detenciones ha supuesto el arresto de personas, incluyendo familiares de ciudadanos estadounidenses, por presuntos delitos que van desde acceder a cibersitios extranjeros a contactar con parientes fuera del país. Otros aspectos de las medidas de seguridad reportadas por la AP incluyen una vigilancia digital integral, el despliegue masivo de policías y normas severas contra las costumbres y la vestimenta religiosa.

El Ministerio de Exteriores chino dijo el jueves que los ciudadanos del país tienen la libertad religiosa que contempla la ley y señaló que los legisladores estadounidenses no deberían “amenazar con imponer sanciones en todo momento a otros países”.

“Me gustaría aconsejar a los legisladores estadounidenses que se concentren y realicen bien sus tareas porque están gastando el dinero de los contribuyentes”, declaró la vocera del departamento, Hua Chunying, a reporteros. “Deberían servir de forma adecuada a los estadounidenses en lugar de meter las narices en los asuntos de otros países y pretender ser un juez de derechos humanos”.

China niega la existencia de esos campos de internamiento pero dice que los criminales implicados en delitos menores son enviados a “centros de educación vocacional y capacitación laboral” para ayudar a su rehabilitación y reinserción en la sociedad.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook