Le dijeron a la policía que eran clientes de un hombre. Pero ahora están acusados de haberlo asesinado






Tres hombres fueron acusados de haber matado a tiros a un hombre en el Pequeño Haití a principios de este mes.

De acuerdo con un reporte policial, los tres le declararon a los detectives que los interrogaron que habían ido allí a comprarle drogas a la víctima.

Poco antes de las 4 p.m. del pasado 7 de mayo, la policía acudió al área del 5961 NW Second Avenue luego de recibir un reporte de que un hombre había sido baleado. Un patrullero que estaba cerca, escuchó los disparos y respondió de inmediato, dijo la policía.

Cuando el patrullero llegó al lugar encontró a tres hombres que se alejaban corriendo de un Lexus que estaba estacionado en el lugar. Junto al auto, tirado en el pavimento, estaba Reginald Joseph, de 44 años, dijo la policía. Joseph fue llevado de urgencia al Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial, en Miami, donde falleció.

Rápidamente, la policía de Miami estableció un perímetro. Esaie Desir, de 22 años, logró ser detenido de inmediato. Poco después, la policía encontró a Alex Coronado Alexander (alias Alex Coronado), de 27 años, cuando salía de un edificio abandonado, se dice en el reporte.

La policía dijo que Coronado entró al edificio para cambiarse de ropa. En una bañera se hallaron un par de shorts con lo que parecía sangre, se señala en el reporte. Según la policía, Desir también se cambió de ropa, y un par de pantalones deportivos —también con manchas de sangre— se encontraron en un contenedor de basura.

Una orden de registro condujo posteriormente a los detectives a determinar que el Lexus estaba conectado con Desir. A través de la investigación, se llegó a un tercer hombre Latravius Rolle, de 24 años. Rolle le dijo a investigación que era él quien conducía el Lexus y que habían ido al lugar para verse con Joseph y comprar entre 90 y 120 píldoras de oxicodona.

Rolle declaró que Desir y Alexander tenían pistolas, dijo el reporte. Los tres —que con anterioridad han tenido problemas con la ley— fueron arrestados el miércoles y acusados de homicidio en segundo grado y de confabulación para traficar oxicodona.

De acuerdo con el Departamento de Penitenciarias de la Florida, Alexander cumplió un total de 18 meses en el 2015 por dos cargos de allanamiento de propiedad privada en un inmueble ocupado o desocupado, otro cargo de robo en gran cuantía de entre $10,000 y $20,000 y un cargo de robo en gran cuantía de entre $300 y $5,000.

Con un crédito por el tiempo cumplido en la cárcel del condado, no tuvo que cumplir una condena. En 2017, fue sentenciado a tres años de libertad provisional por ser un delincuente convicto en posesión de un arma de fuego y de resistirse al arresto sin violencia.

En febrero, violó su libertad provisional. El 1ro. de marzo, Rolle fue acusado de tráfico de opiodes, por vender una sustancia controlada y de posesión de marihuana, un delito menor. Salió en libertad ese mismo día con una fianza de $48,000 y estaba bajo fianza cuando fue arrestado esta vez.

En el 2015, Rolle fue sentenciado a 30 días de libertad provisional por robo de auto, un delito de tercer grado, posesión de marihuana, y resistirse al arresto sin violencia. Por su parte, en octubre de 2017, Desir cumplió un día de libertad provisional por posesión de marihuana. Todavía tiene un caso pendiente por robo a mano armada de febrero del 2018. Pagó una fianza de $25,000 y desde entonces estaba en libertad.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook