La pieza musical que un violinista cubano eligió para honrar a los jóvenes reprimidos el 10 de octubre


Un joven violinista cubano hizo un homenaje musical a todos los artistas y activistas que el 10 de Octubre fueron reprimidos en La Habana, entre ellos integrantes del movimiento de arte independiente San Isidro.

Se trata del también compositor y director Luis Alberto Mariño Fernández, quien hace tres años reside en Argentina. Desde allí dijo a Radio Martí que conoce a muchos de los activistas que fueron agredidos por la policía política.

“He seguido todos los hechos, las detenciones, las amenazas. (…) Después de la directa de Anamely Ramos compartiendo todas las vivencias terribles de la detención, todas las circunstancias, me acosté muy triste y pensando mucho en todos los amigos, en las personas que están mucho más expuestas a la arbitrariedad del régimen, y me levanté temprano con la melodía de La Bayamesa en la cabeza”, explicó.

En solidaridad con los reprimidos, publicó en su página de Facebook un video interpretando una versión para violín de La Bayamesa, la melodía que tras los incidentes del 10 de octubre en La Habana vino repetidamente a su cabeza.

El joven realiza un doctorado en composición musical en la Universidad Católica Argentina, en Buenos Aires.

Según afirmó, es importante la solidaridad para frenar la arbitrariedad y la impunidad del régimen cubano. “Sabemos que es un engendro totalitario y brutal, pero la fuerza de la solidaridad siempre lo frena”, aseguró.

El violinista compartió varios posts en los que los activistas, periodistas y artistas denunciaron la violencia policial de ese día en La Habana, entre ellos el de Alfredo Martínez.

“Me duele mucho que amigos maravillosos hayan pasado por estos momentos duros, recibir amenazas así directamente es siempre algo muy violento conociendo que quienes las lanzan a nuestra cara se creen los dueños del país”, escribió.

Mariño Fernández es también integrante del Grupo Anima, un colectivo de artistas, investigadores, críticos y curadores de arte interesados en indagar en la construcción de la memoria histórica en Cuba.

“Copio las dos letras de La bayamesa, la original y la que circuló a partir del 10 de octubre de 1868 creo las dos se funden en un mensaje necesario hoy más que nunca”, concluyó el violinista en su post de Facebook.

¿No te acuerdas gentil bayamesa,
Que tu fuiste mi sol refulgente
Y risueño en tu lánguida frente
blando beso imprimí con ardor?

¿No te acuerdas que en un tiempo dichoso
Me extasié con tu pura belleza,
Y en tu seno doblé mi cabeza
Moribundo de dicha y amor?

Ven y asoma a tu reja sonriendo;
Ven y escucha amorosa mi canto;
Ven, no duermas acude a mi llanto;
Pon alivio a mi negro dolor.

Recordando las glorias pasadas
Disipemos, mi bien, las tristezas;
Y doblemos los dos la cabeza
moribundos de dicha y amor.

¿No recuerdas gentil bayamesa,
que Bayamo fue un sol refulgente,
donde impuso un cubano valiente
con su mano el pendón tricolor?

¿No recuerdas que en tiempos pasados
el tirano explotó tu riqueza,
pero ya no levanta cabeza
moribundo de rabia y dolor?

Te quemaron tus hijos; no hay queja
que más vale morir con honor
que servir al tirano opresor
que el derecho nos quiere usurpar

Ya mi Cuba despierta sonriendo
mientras sufre y padece el tirano
a quien quiere el valiente cubano
arrojar de sus playas de amor.



Source link

SiteLock
Facebook