La importancia de la salud financiera en la fuerza laboral


¿Qué implica el Bienestar Financiero?

Muchos empleadores equiparan la educación financiera con el Bienestar financiero, pese a ello tener conocimiento sobre asuntos financieros no se traduce en mayor compromiso de los empleados o en una alta participación en programas financieros.

El Bienestar financiero implica un proceso integral, es aprender a administrar con éxito el dinero. Hace a la idea de tener objetivos financieros y un plan para conseguirlo, a tener confianza financiera para lograr una vida más productiva, comprometida y saludable tanto para sus empleados como para su entorno.

Cuatro son los pilares que hacen a la noción de bienestar:

1| Control sobre finanzas cotidianas

2| Capacidad de absorber un shock financiero

3| Hacer un progreso real en los objetivos de mediano y largo plazo

4| Libertad financiera para tomar decisiones que le permitan disfrutar de la vida

Las personas necesitan primero tener control sobre sus finanzas diarias antes de que puedan calcular cuánto ahorrar. Adquirido ese control estarán preparados para trabajar sobre los imprevistos y superar un posible “shock financiero”. Una vez que puedan establecer y mantener presupuestos, entonces estarán listos para planificar tanto objetivos a corto o mediano plazo- como viajar- como objetivos a largo plazo tales como su retiro. “Esta secuencia es de suma importancia, es la que luego les permitirá alcanzar su libertad financiera”, expresa Clara Estevarena, Directora de Wealth de Mercer.

Invertir en Bienestar

Desconocer o ignorar el impacto del bienestar financiero para los empleados puede traer consecuencias negativas para una organización. “Horas laborales destinadas a preocupaciones financieras, aumento del estrés, salud mental y física agravada, mayor ausentismo, falta de compromiso o prolongamiento de la edad de retiro, entre otros, pueden evitarse si se comienza a tomar consciencia e invertir en la salud financiera de sus colaboradores. ¿Están las empresas preparadas para eso?”, agrega Estevarena.

Los resultados a los que arribó Mercer revelaron que es muy probable que aquellos empleados con un bajo nivel de bienestar financiero no presten atención a las características y beneficios provistos por sus empleadores. “Esto inevitablemente hará que, en el corto plazo, la propuesta de valor ofrecida por las compañías disminuya su atractivo y se dificulte la tarea de retener y atraer talento”, concluye Estevarena.



MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: