La historia de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén en fotografías


La Explanada “era un gran misterio” hasta las primeras imágenes de los orientalistas europeos que con sus retratos dieron a conocer la existencia y majestuosidad al público occidental de un lugar que prácticamente solo era conocido en el mundo musulmán.

La Explanada “era un gran misterio” hasta las primeras imágenes de los orientalistas europeos que con sus retratos dieron a conocer la existencia y majestuosidad al público occidental de un lugar que prácticamente solo era conocido en el mundo musulmán.

Getty Images






La Explanada de las Mezquitas vista desde el Monte de los Olivos de Jerusalén en una litografía de su primera foto de 1839 es el primer testigo en imagen del monumento con más peso histórico de la Ciudad Santa, lugar sagrado para judíos y musulmanes y epicentro del conflicto palestino-israelí.

La exposición “El Monte. Un viaje fotográfico al Monte del Templo (denominación judía para el lugar)”, que se inauguró en el Museo de la Torre de David, entre las murallas de la Ciudad Vieja, en Jerusalén Este ocupado, recorre la evolución del complejo en 180 años de historia fotográfica y analiza las distintas perspectivas con las que los fotógrafos han retratado el recinto históricamente.

La Explanada de las Mezquitas, denominada Monte del Templo por los judíos, que sitúan allí los templos de Salomón y Herodes y la piedra del sacrificio de Isaac, alberga la Mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca, y es el tercer lugar más sagrado para el islam -que lo denomina Noble Santuario- al tiempo que el más sagrado para el judaísmo. A sus pies se encuentra el Muro de las Lamentaciones, lugar de culto judío más sagrado.

El complejo, constantemente en disputa, es el lugar “más desafiante de la historia de Jerusalén”, considera el comisario de la exposición, Shimon Lev, que agrega, empezó a ser retratado con la invención de la primera cámara de fotos, en 1839.

La exhibición expone las primeras fotografías, tomadas desde un punto de vista orientalista por exploradores y fotógrafos europeos, hasta recuperar imágenes de la actualidad relacionadas principalmente con el fotoperiodismo.

“En un marco general, esta muestra es la historia del conflicto palestino-israelí con el Monte del Templo en el foco”, señala Lev, que remarca, se ve desde una perspectiva política, religiosa o nacionalista a través de la fotografía.

La Explanada “era un gran misterio” hasta las primeras imágenes de los orientalistas europeos que con sus retratos dieron a conocer la existencia y majestuosidad al público occidental de un lugar que prácticamente solo era conocido en el mundo musulmán.

A partir de 1860 se permitió el acceso al recinto a los fotógrafos y hay cientos de fotos y libros con imágenes en blanco y negro de esta época, que se centran principalmente en los rasgos arquitectónicos y monumentales del complejo y dejan a un segundo plano su connotación política o religiosa.

A principios de siglo XX, los retratos “ilustran la decadencia del Imperio Otomano y los inicios del sionismo, con fotos de contenido más político”, y es “el comienzo de los fotógrafos locales”, explica el comisario.

Lev sujeta “la primera foto aérea de Palestina”, tomada por la aviación alemana en la I Guerra Mundial, con los contornos de la Explanada de las Mezquitas desde el aire.

La exposición también ha recuperado las primeras imágenes filmadas del lugar, en las que se ven soldados egipcios del Ejército británico que se descalzan y entran a rezar en la mezquita de Al Aqsa tras realizar una marcha marcial por el interior del recinto, una grabación de 1918 que la exposición ha extraído del archivo del Museo Imperial de la Guerra en Reino Unido.

A medida que avanza la secuencia cronológica, “las fotos tomadas del Monte del Templo adquieren un contenido cada vez más político”, y en ellas se puede apreciar “el surgimiento del movimiento nacional palestino” durante los años veinte o las revueltas árabes contra el Protectorado británico en la década de los treinta.

La visión de la fotografía sobre el complejo musulmán cambia radicalmente a partir de 1967, con la ocupación israelí de los territorios palestinos en la Guerra de los Seis Días, que abre “el tiempo de euforia” de los israelíes con la Explanada.

Una foto icónica en la exposición, con un grupo de soldados que celebran exultantes su victoria ante la cámara, ilustra los primeros momentos de la toma del complejo por parte del Ejército israelí, un suceso que marca el inicio de un período en el que incluso se realizaron sesiones de fotos de moda en su interior, como muestra una imagen de una modelo que posa con falda ante la Cúpula de la Roca.

Sin embargo, la época dorada de Israel en el recinto se derrumba con la Intifada de 1987, la primera revuelta palestina contra la ocupación israelí, una etapa convulsa en que las fotos del complejo se centran sobre todo en los incidentes del conflicto, con imágenes de disturbios con la policía, funerales de palestinos o la irrupción de colonos judíos.

En este último período, vigente hasta hoy, las imágenes están tomadas desde una perspectiva fotoperiodística, con retratos de hechos y sucesos que reflejan como este lugar sagrado es un foco de disputa política con connotaciones religiosas que a menudo mantiene a Jerusalén en vilo.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook