“La gente estaba loca, nos mataban”


Pablo Pérez sufrió lesiones en el ojo tras la agresión al autobús de Boca
EFE

Pablo Pérez, el jugador de Boca Juniors que peor parado salió de la agresión al autobús del equipo, ha hablado sobre los graves incidentes del pasado sábado que le obligaron a acudir al hospital: “Tengo irritado el ojo, porque saltó vidrio por todos lados. El episodio fue lamentable. Nos agredieron hasta la puerta, hasta antes de entrar”.

Cuenta que incluso hubo un grupo de hinchas que tiraron piedras a la ambulancia en la que fue trasladado: “Apenas salí del estadio nos volvieron a tirar piedras. Podrían habernos lastimado de nuevo camino al hospital”.

Considera Pérez que es “una vergüenza” la actitud de la Conmebol, el organismo que rige el fútbol sudamericano, porque, pese a todo, querían continuar adelante con el partido.

Estoy muy apenado, también por la gente de River, porque hay gente que no tiene nada que ver y se está fumando todo esto. Es una tristeza para todos, para la gente de Boca y River y para el espectáculo también”, añadió, a modo de reflexión sobre los violentos que ensucian el fútbol argentino. “Esto no puede volver a pasar”, sentenció.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook