La empresa critica las medidas “a corto plazo” de Pedro Sánchez


Pedro Sánchez saluda a Francisco J. Riberas durante la clausura del Congreso Nacional de la Empresa Familiar.
Kai Forsterling / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tuvo este martes un mal comienzo con los más de 700 dirigentes empresariales que forman el Instituto de Empresa Familiar (IEF).

Como sus sucesores desde tiempos de Felipe González, fue invitado a la clausura de su XXI congreso, a la que llegó con un mensaje de “complicidad” y de la que se fue tras escuchar las críticas de los empresarios a lo que consideran políticas “de corto plazo” que garantizan la “gobernabilidad” pero no un “marco estable”.

En el mismo foro, el líder del PP, Pablo Casado, prometió “no molestar” a las empresas y bajar el impuesto de Sociedades y el IRPF.

También cargó contra los Presupuestos de Sánchez: “No hacía falta incrementar el gasto ni una subida de impuestos”. Las cuentas para 2019 contemplan una subida del impuesto de sociedades para las grandes empresas.

“No podemos permitirnos que se sigan adoptando medidas de corto plazo con la finalidad principal de garantizar la gobernabilidad”, dijo ante Sánchez el presidente del IEF, Francisco J. Riberas, que dibujó un panorama económico mucho más sombrío del que contempla la ministra de Economía, Nadia Calviño, que considera que la caía del PIB se encuentra en una progresión normal y no desentona con el comportamiento de otros países de nuestro entorno.

“Peor que en 2008”

Para Riberas, el panorama no es nada halagüeño y así se lo hizo saber al presidente del Gobierno. “Nuestra economía se encuentra hoy en peor estado que en 2008, por ejemplo a nivel de endeudamiento público o desempleo, para afrontar una futura recesión”, dijo Riberas, uno de los máximos accionistas de Corporación Gestamp.

Añadió que “ese posible cambio de ciclo, que llegará antes o después, no puede pillar a España sin los deberes hechos”. El mensaje que los 700 directivos de empresas familiares han lanzado a Sánchez en los días que ha durando el congreso del IEF de Valencia es que “están empezando a sonar tambores que anuncian una ralentización del crecimiento y posible cambio de ciclo económico a nivel mundial” y que España debería prepararse para ello.

Proponen medidas con más alcance en educación, para adecuar la demanda educativa a la oferta profesional, así como otras que favorezcan el crecimiento de las empresas.

Riberas consideró “positivo ayudar a las pymes y a las startups”, para las que los Presupuestos de 2019 contemplan rebajas fiscales, pero subrayó que “las medias y grandes son las que posicionarán adecuadamente a este país en el contexto internacional”.

Frente a esta regañina por parte de los empresarios, Sánchez aseguró que su Gobierno trabaja en “una agenda del cambio de reformas estructurales para un crecimiento sostenible y justo”.

Este plan, les dijo, se asienta sobre siete ejes, entre los que figuran una transición energética, reformas de  las políticas activas de empleo, del sistema universitario y de la Formación Profesional o la mejora de la calidad institucional para un mejor funcionamiento de los mercados.

Las frases de Riberas

  • “Nuestra economía se encuentra hoy peor que en 2008 en endeudamiento o desempleo”.
  • “No podemos permitirnos que se adopten medidas con el fin principal de garantizar la gobernabilidad”.
  • “Es positivo ayudar a pymes y startups, pero las grandes posicionan a este país en el contexto internacional”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook