Jets y Flacco llegan a acuerdo por un año


JL Sports, la firma encabezada por el agente Joe Linta, anunció el viernes el acuerdo, sin revelar de inmediato sus términos financieros. ESPN informó que el convenio ascendería a 1,5 millones de dólares, que podrían aumentar a 4,5 millones con incentivos.

Flacco, de 35 años, pasó sus primeras 11 temporadas dentro de la NFL en Baltimore, donde Joe Douglas, el actual gerente general de los Jets, era un cazatalentos en 2008. En aquel año, los Ravens reclutaron al quarterback como la 18va selección general del draft, procedente de Delaware.

Flacco ayudó a que Baltimofre ganara el Super Bowl tras la temporada de 2012. Se impuso 34-31 a Colin Kaepernick y a los 49ers de San Francisco.

Los Ravens lo recompensaron al convertirlo en el quarterback mejor remunerado en la historia de la NFL, con un contrato por seis años y 120,6 millones de dólares.

Pero antes de la campaña pasada, la estadía de Flacco en Baltimore concluyó oficialmente, abriendo el camino para Lamar Jackson. Los Ravens cedieron a Flacco mediante un canje con Denver, por una selección en la cuarta ronda del draft.

Flacco jugó de inicio los primeros ocho partidos con los Broncos, pero se lastimó el cuello durante la semana 8, en un partido ante Indianápolis, y se perdió el resto de la temporada.

Denver lo colocó transferible en marzo, al mencionar que no había aprobado los exámenes médicos. Sin embargo, podría estar plenamente recuperado a tiempo para los campamentos de prácticas, si es que éstos se realizan conforme a lo previsto pese a la pandemia de coronavirus..

Con Flacco, los Jets tienen de pronto muchas opciones en el puesto de mariscal de campo. Cuentan además con Darnold, David Fales, Mike White y James Morgan, quien fue reclutado en la cuarta ronda del draft.

La necesidad de contar con alguien experimentado para suplir a Darnold quedó clara la temporada anterior, cuando el quarterback se perdió tres duelos por una mononucleosis. Trevor Siemian se hizo cargo, pero su colaboración duró sólo un cuarto, al lesionarse un tobillo y perderse el resto de la temporada.

Luke Falk, el tercer quarterback, comenzó los dos partidos siguientes, pero fue un fiasco.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook