Israel vota en comicios centrados en el veterano Netanyahu


El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (derecha), camina junto a su esposa, Sara Netanyahu, escoltados por guardaespaldas, durante una visita a un mercado en la víspera de las elecciones generales en Israel, en Jesuralén, el 8 de abril de 2019.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (derecha), camina junto a su esposa, Sara Netanyahu, escoltados por guardaespaldas, durante una visita a un mercado en la víspera de las elecciones generales en Israel, en Jesuralén, el 8 de abril de 2019.

AP Foto






Los israelíes votaban el martes en unas elecciones parlamentarias cruciales que determinarán si el primer ministro, Benjamin Netanyahu, se mantiene en el poder.

Ante la perspectiva de posibles cargos por corrupción, Netanyahu está buscando su quinto mandato. Si lo consigue se convertiría en el político que más años ha gobernado el país, superando al padre fundador David Ben-Gurion.

Uno de sus principales rivales es el jefe militar retirado Benny Gantz, cuyo partido Azul y Blanco se situó por delante del Likud de Netanyahu en las encuestas. Netanyahu sigue el candidato mejor situado para formar una coalición de gobierno, con un puñado de formaciones nacionalistas más pequeñas respaldándolo.

Los centros de votación abrieron sus puertas a las 07:00 de la mañana y las encuestas de salida se esperan para el cierre de las urnas, a las 22:00. Alrededor de 6,4 millones de israelíes están llamados a votar en más de 10.000 centros. La jornada electoral es feriado nacional y se espera una alta participación por el buen tiempo.

Los resultados oficiales empezarán a conocerse en la madrugada del miércoles, pero el veredicto oficial podría demorarse más por la fragmentación de la política israelí.

Hasta media docena de partidos rozan el umbral para entrar en el Knesset, el parlamento israelí. Si alguna de estas formaciones no logra el 3,25% del total de los votos requerido para obtener representación en la cámara, podría tener un drástico impacto sobre quien formará la próxima coalición.

El ejecutivo israelí necesita una mayoría parlamentaria para gobernar y, como ningún partido ha logrado nunca más de la mitad de los 120 escaños del Knesset, es necesario formar una coalición.

Netanyahu y Gantz han descartado gobernar juntos, por lo que la identidad del próximo primer ministro se definirá por el número de partidarios que logre reclutar cada uno de los candidatos.

El presidente del país, Reuven Rivlin, podría desempeñar un rol importante. Aunque su puesto es básicamente ceremonial, es el encargado de elegir al candidato con más opciones de formar una coalición de gobierno estable como primer ministro.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook