Identifican a las victimas del accidente fatal de la I-75


Las autoridades de Florida dieron a conocer las identidades de los fallecidos el pasado jueves en un accidente múltiple en la carretera Interestatal 75 (I-75), al norte de Florida, el cual es aun motivo de investigación.

De acuerdo a la Patrulla de Carreteras estatal, los fallecidos son los menores Joel Cloud y Jeremiah Warren, ambos de 14 años; Cara Descant, de 13; Briena Descant, 10; y Cierra Bordelan, 9.

Todos ellos eran de Marksville, Louisiana, y viajaban a bordo de una furgoneta de una iglesia pentecostal rumbo a los parques temáticos de Disney, en Orlando, del que se hallaban a una hora de distancia al momento del suceso.

Según recoge el Sun Sentinel, el superintendente del distrito de Luisiana de la iglesia pentecostal, Kevin V. Cox, señaló que Karen Descant, esposa del pastor de la iglesia, Eric Descant, resultó gravemente herida en el accidente y que uno de sus nietos perdió la vida.

Igualmente, perdieron la vida en el suceso Douglas Bolkema, de 49 años y de Albuquerque, Nuevo México, y Steve Holland, de 59 años, de West Palm Beach.

Ambos eran los conductores de los dos camiones involucrados en el accidente, ocurrido sobre I-75 y en el que además por lo menos ocho personas resultaron heridas, algunas de gravedad, según la Patrulla de Carreteras.

En suceso se originó por una colisión en cadena de cuatro vehículos en la autopista, que en ese momento se hallaba despejada y sin amenazas por mal tiempo. La colisón e causó el derrame de combustible sobre el pavimento lo que desencadenó un poderoso incendio.

El agente de la Patrulla de Carreteras Patrick Riordan explicó en conferencia de prensa el viernes que uno de los camiones y un vehículo chocaron en uno de los carriles en sentido norte de la I-75 y posteriormente fueron a parar a la vía en sentido sur, donde impactaron con el otro vehículo de gran tonelaje y la furgoneta en la que viajaban los menores.

Cuando los dos camiones chocaron, se derramaron unos 190 litros (50 galones) de combustible en el pavimento y se desató un incendio que quemó a tres de los cuatro vehículos involucrados en el accidente, ocurrido en el condado de Alachua, unos 200 kilómetros (118 millas) al norte de Orlando.

En casos como estos, lo usual es que un equipo de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) se sume a la investigación, pero en esta ocasión no ha sido el caso dado el cierre parcial de la Administración federal.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook