Hombre de Florida recupera brazo biónico que le robaron en Boynton Beach


Christopher Ruden estuvo batallando con su compañía de seguro para que le aprobaran un brazo prostético. Había estado 27 años viviendo con un brazo menos.

Entonces, el fin de semana pasado, se lo robaron de su camioneta en Boynton Beach.

Ruden, quien vive en Coconut Creek, había dejado la prótesis en el asiento delantero de su camioneta Chevy Silverado del 2014, de donde se la robaron en algún momento del viernes por la noche.

Unas horas después, Ruden recibió una buena noticia: la Policía había recuperado el brazo artificial.

Ruden es fisioculturista y conferencista motivacional. Nació con un defecto congénito que lo dejó con solamente dos dedos en la mano izquierda y el brazo izquierdo más corto de lo normal.

Hace unos ocho años, a Ruden le diagnosticaron diabetes tipo 1, que fue lo que lo hizo crear una plataforma social para inspirar a discapacitados a llegar a su potencial.

Según el informe de la Policía de Boynton Beach, el “brazo biónico” de Ruden fue hallado en una jardín del complejo de apartamentos donde vive su novia, cerca de la cuadra de los 1700 de Stonehaven Drive.

Ruden estaba trabajando en un video de motivación el domingo por la tarde cuando se dio cuenta que le habían robado el brazo del camión, dijeron las autoridades.

Llamó a la Policía a eso de las 4 p.m. y reportó el robo. Cuatro horas más tarde, investigadores encontraron el brazo cerca de donde se lo robaron.

Después de procesar la prótesis para identificar posibles huellas dactilares, Ruden recuperó el brazo de fibra de carbono en la estación de policía.

Las autoridades dicen que Ruden estuvo un año batallando con su compañía de seguros para que le cubrieran el brazo, un Touch Bionics iLimb Ultra, que vale unos $150,000.

Ruden generó titulares hace poco al romper récords mundiales en la categoría de levantamiento de potencia.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook