Hertz no aguanta, se declara en bancarrota tras efectos del coronavirus – Telemundo Miami (51)


La compañía de alquiler de vehículos Hertz se declaró en bancarrota este viernes, incapaz de resistir la pandemia de coronavirus que ha paralizado el sector turístico, y con ello, endeudando a la compañía de 102 años. 

La compañía se ha visto obligada a recurrir a este extremo debido a los problemas que venía sufriendo y que se intensificaron durante la pandemia después de las restricciones al tráfico aéreo y terrestre, “que ha diezmado el mercado de alquiler de vehículos”.

La noticia llega luego que la compañía no alcanzó un acuerdo con sus principales acreedores, que le dieron plazo hasta este viernes, informaron varios medios estadounidenses que citan a fuentes cercanas a la cuestión.

Los prestamistas de la compañía con sede en Estero, Florida, no estaban dispuestos a otorgarle otra extensión en sus pagos de deuda de arrendamiento de automóviles más allá de la fecha límite, lo que provocó la presentación de la bancarrota en el Tribunal de Quiebras de en Delaware.

A partir de mediados de marzo, la compañía, cuyos derivados de alquiler de autos también incluyen Dollar y Thrifty, perdió todos sus ingresos cuando se se restringió los viajes debido al coronavirus. La compañía hizo “esfuerzos significativos” pero no pudo recaudar dinero en los mercados de capitales, por lo que comenzó a fallar en los pagos a los acreedores en abril, según el documento. Hertz también se ha visto afectado por la agitación administrativa, nombrando a su cuarto gerente en seis años el 18 de mayo.

“Ningún negocio está construido (para soportar) para cero ingresos”, dijo la ex CEO Kathryn Marinello en la conferencia telefónica de ganancias del primer trimestre de la compañía el 12 de mayo. “Solo hay tanto tiempo que las compañías pueden aguantar con sus reservas”.  

Hertz tiene una deuda de aproximadamente 19,000 millones de dólares, compuesta por 4,300 millones en bonos y préstamos corporativos y 14,400 en deuda respaldada por vehículos.

El pasado 12 de mayo, el canal especializado CNBC aseguraba que habían aumentado las preocupaciones sobre la capacidad de Hertz de satisfacer el pago de sus obligaciones, especialmente después de que anunciara que sus acreedores le dieron hasta este viernes para lanzar un plan de refinanciación de la deuda y evitar declararse en bancarrota.

El WSJ y el New York Times apuntan que Hertz lleva años intentado reestructurar su negoció y compitiendo con empresas similares como Enterprise Holdingd o Avis, además de con compañías de alquiler de vehículos con chófer como Uber o Lyft.

Hertz y sus subsidiarias continuarán operando, según un comunicado de la compañía. Las principales regiones internacionales de la compañía y las ubicaciones franquiciadas de Hertz no están incluidas en la bancarrota, según el comunicado.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook