Fiesta danzaria en Miami resalta el talento de bailarines cubanos


La XXIV edición del Festival Internacional de Ballet de Miami, que se celebra desde el pasado 27 de julio hasta el próximo 18 de agosto busca interactuar más con el público, acercarse a los amantes del arte danzario, incluso con actividades colaterales.

En entrevista con Radio Televisión Martí, su director artístico y cofundador del evento, Eriberto Jiménez, habló sobre la amplia programación que incluye presentaciones de libros, exposiciones de artes plásticas y exhibiciones de los bailarines en espacios abiertos.

“Lo más importante es poderle dar a conocer al público de Miami lo que es el Festival, llevamos 24 años pero queremos involucrar un poco más al público”, señaló Jiménez.

El Festival cuenta con la participación de más de 100 artistas que representan a algunas de las más conocidas compañías de ballet en el mundo provenientes de Europa, Latinoamérica y Estados Unidos.

Entre las acciones colaterales hay muestras de documentales, clases magistrales y presentaciones en diferentes teatros de Broward y Miami Dade County.

Durante este último fin de semana el Festival realizará las dos Galas de Ballet Clásico donde participan compañías de Alemania, Brasil, Chile, Eslovenia, Francia, Polonia, Hungría, México, Panamá y Estados Unidos, con un programa diferente cada noche.

Sábado 17 de agosto / 8:00 pm: “Etoiles Classical Grand Gala”, Fillmore Miami Beach Jackie Gleason Theater.

Domingo 18 de agosto /5:00 pm: “Gala de Cierre del Festival”, en el Miami Dade County Auditorium.

Desde hace algo más de una década, informó Jiménez, el Festival ha dedicado al talento joven las dos primeras galas de cada edición, “con jóvenes que han ganado medallas en diferentes concursos internacionales”.

Entre las figuras principales del evento destacan los bailarines cubanos Marize Fumero y Arionel Vargas, que bailaron el segundo acto de Giselle durante una gala de junio pasado.

Fumero es bailarina principal del Milwaukee Ballet y Vargas es bailarín principal (invitado) de la misma compañía, e integró el English National Ballet por varios años.

Miami Hispanic Ballet fue fundada en 1996 por el ya fallecido bailarín y coreógrafo cubano Pedro Pablo Peña.

Sobre la participación de los bailarines cubanos Jiménez explicó que la compañía tiene un año entero de funciones en la ciudad, con muchos de éstos, invitados a sus obras. “Los bailarines cubanos son deseados en todo el mundo porque son técnica y artísticamente muy fuertes (…) siempre vamos a tener esta representación porque en casi todas las compañías del mundo va a haber un bailarín cubano”.

Durante las galas de cada edición del Festival se presentan los premios “Una Vida por la Danza”, que este año le será otorgado al reconocido maestro Wilhelm Bermann; y el premio “Crítica y Cultura del Ballet”, que en esta ocasión se otorga a Sarah Kaufman, crítica de arte del Washington Post.



Source link

SiteLock
Facebook