Falta de equipos, poca higiene y mala alimentación en hospital de Camagüey


Desde el 2 de enero y hasta el 10 de febrero permaneció ingresado en el hospital provincial de Camagüey el esposo de Leidys Tabares, líder de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) en el territorio agramontino.

“Primero fue por un arresto, y el arresto trajo el infarto, del infarto fue al cateterismo…”, explicó la activista a Radio Martí.

El paciente terminó con una lesión en el muslo, “y tuvieron que hacer una operación para poderle salvar la pierna, pero al final no pudieron porque las condiciones del hospital… ellos no tienen nada para trabajar. Y el 24 de enero ellos deciden amputar la pierna”, señaló Tabares.

“Ese día autorizaron cinco [amputaciones] y fue con el agua de pipas y de tanques, porque no había agua”, añadió.

Según la activista, en el centro hospitalario hay múltiples faltantes de materiales, equipos, además de problemas con la higiene y mala alimentación.

“Los guantes son reciclables (…), no hay algodón. La comida… te puedo decir el menú: por la mañana solo leche de agua; al mediodía es arroz, potaje y un huevo hervido; por la tarde es picadillo de tenca, sopa y arroz. Es un pescado [la tenca] que no lo come aquí nadie”, dijo la activista de FLAMUR.

En cuanto a las salas, hay pocos baños, si te tiene en cuenta el número de pacientes. Es un sistema de salud en crisis, subraya Tabares.

El hospital clínico quirúrgico Manuel Ascunce Domenech fue inaugurado el 14 de enero de 1962.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook