Extraña condición aparece debido a la deficiencia de vitamina D en paciente tomador de estatinas


Belinda Z. Burgos, Eduardo Najar
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Existen algunos medicamentos que suelen ser usados para tratar algunas condiciones, sin embargo, es muy extraño que se presenten cuadros clínicos respecto a la reducción de determinadas substancias

Algunos fármacos que se usan para reducir el riesgo cardiovascular pudieran presentar efectos secundarios adversos. Este fue el caso de una paciente que presentó una mionecrosis, infección infrecuente en los músculos y a su vez, presentó una afección a causa de la insuficiencia de vitamina D siendo un paciente tratado con dósis bajas de estatinas y que desarrollara rabdomiólisis .

La mionecrosis se trata de una afección infecciosa que si no se atiende a tiempo puede ser mortal mientras la rabdomiólisis se produce por la descomposición del tejido muscular que ocasiona la liberación de los contenidos de las fibras musculares que se liberan en sangre y pueden ser causar daño renal.

Mientras la rabdomiólisis se trata de la descomposición del tejido muscular.

En este caso la paciente de 42 años era usuaria de medicamentos estatinas para controlar sus altos niveles de colesterol. No obstante, el efecto adverso que presentó esta paciente se considera un cuadro raro en literatura científica y, sobre todo, está poco descrito que estos fármacos provocan una deficiencia en los niveles de la vitamina D en dosis bajas, provocando un cuadro de rabdomiolisis, aseguró en entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP) la doctora Ethyan Garcia Mateo, médico residente de la Mayagüez Medical Center (MMC).

“El caso fue de una paciente de 42 años de edad que se acercó al hospital luego de que tuvo un síncope mientras realizaba actividad física, seguido por vómitos, dolor abdominal y mareo. Ella se desmayó haciendo ejercicios. Cuando llega a la institución, se encuentra con las enzimas de la creatinina quinasa, enzima que señala enfermedades asociadas al músculo, y se diagnostica una rabdomiólisis o una mionecrosis muscular, el rompimiento del mismo. Lo curioso fue que dos semanas antes la paciente había empezado un curso con un medicamento denominado atorvastatina (fármaco familia de las estatinas), ya que le encontraron un rango de colesterol elevado, la dosis del fármaco era realmente baja (10 miligramos) y lo raro es que la paciente nunca presentó dolores musculares como efecto secundario del medicamento” añadió la doctora.

“Por otro lado, tenía los niveles de vitamina D reducidos. Está bien poco descrito (en literatura) el que el uso de estos medicamentos estén asociados a la deficiencia de vitamina D en dosis tan bajas, porque no es que lo cause, y a su vez, con una dosis tan baja (10 miligramos) de estatinas cause una rabdomiólisis. Existen casos donde los pacientes con determinada insuficiencia pueden presentar efectos adversos al medicamento que la paciente consumió, como lo fue rabdomiólisis (rompimiento del músculo) en este caso con dosis tan bajas de estatinas. Solo se presenta en 0.44% de pacientes hospitalizados según literatura” aseguró la doctora.

Por consiguiente, los médicos iniciaron la hidratación inmediata de esta paciente para remediar de manera inmediata la rabdomiólisis y descontinuaron el medicamento para bajar los niveles de colesterol que utilizaba.

“A la paciente se le descontinuó el medicamento y los niveles de quinasa bajaron significativamente y posteriormente no volvió a tener un episodio con el que llegó al hospital y posteriormente fue dada de alta. Es importante señalar que este efecto secundario ocurrido es reversible y no hay una contraindicación medicinal para descontinuar el uso de medicamentos como las estatinas para el beneficio cardiovascular para el paciente” concluyó.

Finalmente, los médicos recomendaron el uso de la vitamina D para evitar futuras deficiencias en esta paciente.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook