Experto afirma que Ley Electoral prohíbe candidatura de Lula da Silva


La candidatura presidencial del exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, encarcelado por cargos de corrupción, no tiene futuro legal, aseguró este jueves a Radio Martí el periodista Leonardo Cotinho.

“Hay una disposición reciente, de unos cinco años atrás, que prohíbe la postulación de personas condenadas por la justicia y su sentencia confirmada por una Corte de Apelaciones integrada por tres o más jueces”, dijo Cotinho un especialista en temas políticos durante una entrevista con el periodista Pedro Corzo.

Cotinho explicó que, tras veinte años de dictadura militar, la Constitución democrática de 1988 ofreció muchas garantías a los brasileños para evitar persecuciones y cualquier violación de sus derechos. Entre esas garantías está la de que cualquier persona, incluso los que estén encarcelados, pueden postularse en las elecciones. Si la persona está condenada, y no ha existido una confirmación por una corte de apelaciones, es ilegal negarle su candidatura.

Esta no es la situación de Lula Da Silva. En su caso esto significa que al final del proceso su candidatura será legalmente cancelada y el Partido de los Trabajadores (PT) tendrá que postular a otra persona, ellos lo saben pero están tratando de movilizar sus bases políticas en torno a la figura de Lula”, afirmó.

Cotinho dijo que la popularidad de Lula, que alcanza casi un 30 por ciento de los votantes según las más recientes encuestas, tiene raíces políticas y socioculturales.

“Desde el punto de vista político hay que recordar que Lula llegó al poder en un momento económico muy favorable para el país, que le permitió desarrollar un buen programa social, en especial en su primer período, que favoreció a amplios sectores populares”, dijo Cotinho.

El periodista brasileño señaló que en este momento Brasil pasa por la crisis política y económica más profunda de su historia reciente, que comenzó precisamente bajo el mandato de Dilma Rouseff, del PT, el Partido de Lula da Silva.

“La crisis de hoy está en las manos de Temer, pero fue desencadenada por Dilma, pero la gente más sencilla no hace esta conexión. La gente no bota solamente con la cabeza, vota principalmente con el bolsillo y con el estómago”, afirmó.

Desde el punto de visto sociocultural, Cotinho explicó que los brasileños han heredado de Portugal “esa cultura mesiánica que nosotros llamamos el sebastianismo, que espera un salvador para resolver sus problemas económicos y políticos”. Tiene que ver con la cultura de Portugal, del Rey Sebastián, que desapareció, pero la gente siempre esperaba su regreso. Es un fenómeno casi religioso muy fuerte”.

El periodista agregó que en Brasil “la gente mira a Lula, casi como un hombre con poderes sobrenaturales. La gente lo cree, la gente lo sigue, por todos esos factores”.

Cotinho dijo que como periodista ha podido constatar que existe una mentalidad entre gente del pueblo, y entre algunos jóvenes universitarios, que aceptan los delitos de Lula, recordando los tiempos en que tuvieron un mejor nivel de vida bajo su gobierno.

Lula es corrupto, yo sé que es corrupto. Ha traicionado al pueblo y a los ideales de izquierda, pero es mejor que cualquier otro; porque todos son ladrones y para nosotros es un ladrón bueno, así piensa la gente que lo apoya”, dijo Cotinho.

(Escrito por Pablo Alfonso, a partir de una entrevista de Pedro Corzo)



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook