Evo Morales le responde con ironía a expresidenta Áñez: “los salvajes volvemos al poder”


Evo Morales proclamó este miércoles en tono irónico que los “salvajes” vuelven al poder en Bolivia, en respuesta a la expresidenta interina del país Jeanine Áñez.

Versión impresa

“Los salvajes nuevamente estamos en el Gobierno, estamos en el poder”, aseveró ante miles de seguidores durante un multitudinario recibimiento en Chimoré, en el centro de Bolivia. Su frase fue respondida por los miles de asistentes coreando “somos mayoría, somos mayoría”.

Áñez dijo en enero pasado en un acto en Sucre, capital constitucional de Bolivia, que no había que permitir que volvieran al poder los “salvajes”, en referencia a Morales y su partido el Movimiento al Socialismo (MAS). 

La expresión fue criticada por racista, pues Evo Morales, de origen aimara, se convirtió en 2006 en el primer presidente indígena salido de las urnas en Bolivia y uno de los pocos en la historia de toda América Latina. Aunque la entonces mandataria transitoria matizó que se refería a salvajes como violentos, sin otra connotación.

El MAS ha vuelto al poder tras un año de Gobierno interino de Áñez, al ganar el exministro de Economía Luis Arce por una amplia mayoría las elecciones generales del mes pasado.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

Las elecciones se volvieron a celebrar un año después de que fueran anuladas las de 2019, en las que había sido declarado vencedor Evo Morales entre denuncias de fraude a su favor, que siempre ha negado y que siguen bajo investigación judicial en Bolivia.

Morales denuncia que fue víctima de un golpe de Estado en medio de presiones de policías y militares, entre otras, para negarle una nueva victoria electoral para un cuarto mandato seguido y forzarlo a dejar el poder.

Evo Morales salió abruptamente hace justo un año de Bolivia, pero prometiendo que volvería y sería millones, una promesa que cumplió este miércoles. Miles de seguidores, una multitud cuyo final no alcanzaba la vista, le aclamó como si siguiera siendo presidente, en Chimoré, la localidad cocalera en la que concluyó su regreso triunfal a Bolivia.

VEA TAMBIÉN: Eta y Theta no representan un peligro mayor actualmente, mientras se conforma otro disturbio climático

El aeropuerto de Chimoré fue el lugar del que salió de su país el 11 de noviembre de 2019 y al que volvió como un héroe ese mismo día de un año después. Donde hace un año dejó Bolivia entre caras de tristeza rodeado de unos pocos allegados, pero regresó en una fiesta ante miles de incondicionales al grito de “Evo, Evo”.

“Volveré y seré millones”, prometió recordando una frase del líder indígena Tupak Katari cuando fue descuartizado por levantarse contra la colonia española. “Ahora somos millones”, sentenció Morales al dirigirse a las masas que lo aclamaban, a las que saludó con un “jallalla Bolivia”, viva Bolivia, mientras ondeaba una whipala adornado por un collar de flores y hojas de coca.

El exmandatario boliviano pidió un aplauso para el nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce, quien el pasado domingo fue investido tras ganar las elecciones del mes pasado al frente del MAS con una amplia mayoría del 55 por ciento de los votos. Evo Morales culminó en Chimoré una caravana multitudinaria que desde el pasado lunes le acompañó tras su entrada desde Argentina.

Ese país le acogió durante la mayor parte de su ausencia de Bolivia, previo paso por México, cuando abandonó Bolivia denunciando que era forzado por un golpe de Estado.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook