estas son las mejores alternativas


Los movimientos en las entidades bancarias empiezan a ocurrir cada día con más frecuencia. La incertidumbre económica y la necesidad de implementar una política monetaria expansiva por parte de los bancos centrales para estimular la economía está provocando cambios en el sector bancario.

Las entidades tratan de captar y mantener clientes para salvar sus negocios pero, a su vez, el hecho de no poder exprimir al máximo el negocio interbancario a través de préstamos o hipotecas, los está llevando a dejar de pagar intereses en productos como los depósitos o a subir comisiones en las cuentas bancarias.

En las últimas semanas CaixaBank ya comunicó que a partir de octubre los clientes deberían pagar 240 euros anuales (60 euros cada tres meses) por el mantenimiento de sus cuentas corrientes si no cumplían una serie de condiciones.

Lo mismo ha pasado ahora con Banco Santander, que ha unificado la mayoría de sus cuentas para dar paso el próximo 5 de noviembre a Santander One, una cuenta en la que también se deberán pagar 240 euros anuales si los clientes no se vinculan a la entidad cumpliendo diferentes requisitos. Pero, ¿qué hay que hacer para no pagar estas comisiones? Y si no lo hacemos, ¿existen alternativas al banco de toda la vida?

Cómo evitar el pago de comisiones

Para no tener que pagar comisiones al tener una cuenta bancaria estas entidades exigen una serie de requisitos que todos los clientes deberán cumplir. Con ello, las entidades buscan tener un mayor número de clientes vinculados que contraten diferentes productos o servicios.

En el caso de CaixaBank, será necesario cumplir con uno de estos requisitos: domiciliar ingresos por encima de los 600 euros mensuales, pensión superior a 300 euros mensuales o mantener más de 20.000 euros en fondos de inversión, carteras, seguros de ahorro o planes de pensiones. Además, también será indispensable o domiciliar al menos tres recibos en la cuenta o realizar un mínimo de tres compras al trimestre.

Por su parte, el nuevo producto de Santander, que elimina definitivamente todas las variantes de la Cuenta 123, también implica hacer frente a comisiones salvo que se acepten las vinculaciones. En el caso de Santander One los clientes deberán domiciliar una nómina o pensión, tres recibos y, además, contratar un producto de financiación (préstamos, hipotecas…), de ahorro (fondos de inversión, planes de pensiones…) o de protección (seguro de hogar, vida, auto…). Y es que, en la mayoría de los casos, los clientes de las entidades no suelen recurrir a la banca para contratar este tipo de productos. Para los productos de ahorro estos suelen acudir a gestoras de inversión para rentabilizar los ahorros, mientras que para contratar pólizas lo suelen hacer directamente a través de aseguradoras.

Sin embargo, quienes no cumplan los nuevos requisitos de estos bancos deberán hacer frente a comisiones, pues las entidades pueden modificar las condiciones de sus productos en cualquier momento, tal y como aseguran desde la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). “En contratos de duración indefinida (como las cuentas) las entidades pueden modificar unilateralmente las condiciones, con el único requisito de comunicar dichas modificaciones de manera individualizada con una antelación de al menos dos meses, salvo que las nuevas condiciones sean más beneficiosas para los clientes”, apuntan desde la organización.

Alternativas de cuentas sin comisiones ni vinculaciones

Teniendo en cuenta que para evitar el pago de comisiones en la cuenta bancaria de la mayoría de las entidades es indispensable contratar nuevos productos, no todos los clientes lo ven como una oferta atractiva ni al alcance de todos los bolsillos.

Sin embargo, en el mercado actual existen diferentes alternativas que no exigen ningún tipo de vinculación y que tampoco cobran comisiones. Eso sí, la mayoría de estas opciones no está dentro de los bancos de toda la vida, sino en la banca online.

Entre estos algunas de las mejores alternativas son entidades como Imagin, el banco móvil de CaixaBank. Esta cuenta, que funciona a través de una aplicación móvil, no exige requisitos más allá de ser mayor de 18 años y residente en España. Además, tampoco aplica ningún tipo de comisión.

Junto con esta, también destaca Openbank (filial de Banco Santander), con la Cuenta Corriente Open. Este producto tampoco exige ningún tipo de vinculación o requisito (solo ser mayor de edad y residente en España), y tampoco aplica comisiones por apertura, mantenimiento, cancelación, transferencias en euros o expedición de la tarjeta de débito.

Otro de los bancos 100% digital que ofrece una de las mejores alternativas para no pagar comisiones es MyInvestor. Mediante la cuenta de este neobanco es posible acceder a tarjetas de débito y crédito gratis y transferencias gratuitas, sin pagar comisiones ni hacer frente a vinculaciones. Además, el banco ofrece una remuneración por los ahorros del 1% TAE.

Una de las ventajas con las que otros bancos han atraído también a sus clientes es por la posibilidad de viajar y no tener que pagar comisiones por pagar con la tarjeta o sacar dinero en efectivo. Bajo esta filosofía N26 se popularizó en España. Sin embargo, la cuenta del banco alemán 100% móvil también ofrece todos los servicios de una cuenta bancaria sin comisiones ni vinculaciones, además de hasta tres retiradas gratuitas en cualquier cajero del mundo en euros y pagos sin comisiones en el extranjero.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook