Estado de Nicaragua ha desalojado 94% de propiedades tomadas durante protestas


La Procuraduría General de la República (PGR) de Nicaragua informó hoy que han recuperado el 94 por ciento de las propiedades que fueron tomadas ilegalmente en el marco de las protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega que comenzaron en abril y han dejado cientos de muertos.

La PGR indicó, en una declaración, que con el auxilio de la Policía Nacional desalojaron otras cuatro propiedades en los últimos días, de las 293 que fueron ocupadas ilegalmente entre abril y julio pasados, para un avance del 94 por ciento hasta el 25 de noviembre.

De las 293 propiedades ocupadas de forma ilegal, aún quedan 18, 13 de ellas ubicadas en el departamento de Chinandega (noroeste), de acuerdo con la información.

Hasta el 12 de octubre pasado, un total de 7.112 manzanas de tierras (5.014 hectáreas), en su mayoría para uso agrícola, permanecían tomadas de forma ilegal en el marco de las protestas contra el Gobierno de Ortega, según la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Upanic viene denunciando las tomas de tierras en diversos departamentos del país desde el pasado 1 de junio y ha exigido a la Policía Nacional y al Ejército que intervengan a través de planes de seguridad preestablecidos.

Nicaragua vive una crisis social y política que ha generado protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y un balance de entre 325 y 545 muertos, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 199 los fallecidos.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los Derechos Humanos.

Ortega ha negado las acusaciones y ha asegurado que se trata de un intento de “golpe de Estado”.

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, se iniciaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook