entre desastres naturales y desatinos socialistas


Ante el próximo arribo del huracán Iota este martes a Nicaragua es pertinente tener presente que el 22 de septiembre de 2020 los legisladores leales a Daniel Ortega presentaron en la Asamblea Nacional de Nicaragua un proyecto de ley que requeriría que las personas, empresas y organizaciones de la sociedad civil que reciban financiamiento del exterior se registren como agentes extranjeros.

Por sus similitudes con un instrumento implementado por el presidente de Rusia, la propuesta del mandatario nicaragüense ha sido llamada “ley Putin”.

No obstante el peligro de tal ley el Programa Mundial de Alimentos continúa con sus tareas de preparación junto a las autoridades nacionales.

Y aunque el instrumento legal prevé presuntamente el caso de ayudas por parte de organismos humanitarios como no punibles, la ley de Regulación de Agentes Extranjeros entra en vigencia en Nicaragua y los analistas de la sociedad civil como monseñor Carlos Avilés, vocero de la Arquidiócesis de Managua, dudan de las excepciones de esa ley debido a la falta de institucionalidad en el país y al carácter represivo del régimen orteguista.

El paso de Iota puede afectar a unas 80 000 familias de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

La representante del Programa de la ONU en Nicaragua, Giorgia Testolin, destacó la gravedad de la situación para la población de esa zona del país que se vio afectada recientemente por el paso del huracán Eta.

“La llegada de este nuevo fenómeno, cuando la población del Caribe Norte apenas comienza a levantarse del golpe que supuso el huracán Eta, será de fuerte impacto. Estamos nuevamente en fase de preparación mientras continuamos la respuesta a las familias ya afectadas. Toda la inversión que se pueda hacer antes de la llegada de un evento de este tipo es muy valiosa porque puede salvar vidas y brindar una respuesta más eficaz y con mayor rapidez”, destacó.

La situación se torna compleja en el plano político porque los nicaragüenses quedarán divididos entre “verdaderos” y “agentes extranjeros” en función de si reciben financiamiento foráneo, de acuerdo con el proyecto.

La ley suspende los derechos políticos de los llamados “agentes extranjeros” y autoriza la confiscación de sus bienes con el argumento de la defensa de la soberanía y la seguridad del Estado nicaragüense.

Organizaciones de la sociedad civil y miembros de la oposición política han rechazado la propuesta. Acusan que la norma tiene como objetivo reprimir la disidencia y criminalizar a los defensores de derechos humanos.

El proyecto de ley otorgaría al régimen amplios poderes discrecionales para controlar y amordazar a la sociedad civil. Le da la potestad de congelar los activos de organizaciones y personas designadas como “agentes extranjeros”, que no se registren en el lapso establecido. Los registrados deberán presentar informes mensuales sobre su financiación y uso de recursos.

También prohibiría las donaciones anónimas. Además, permitiría al régimen cancelar la personalidad jurídica de las organizaciones que no cumplan con los requisitos.

Fototeca del PMA. Daños tras el paso de ETA por Puerto Cabezas, la principal ciudad del Caribe Norte.

Según informa el Programa Mundial de Alimentos, Nicaragua mantiene la Alerta Roja para la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte que incluye los municipios de Puerto Cabezas, Waspam, Prinzapolka, Bonanza, Rosita, Siuna, Waslala y Mulukukú, continúa la Amarilla en los departamentos de Nueva Segovia, Jinotega (norte) y Chinandega (noroeste) y la Verde en el resto del país.

El periodista Eduardo Montenegro dijo que al régimen de Ortega no le importa para nada el pueblo y lo que procura es manipular la información y apoderarse de las ayudas foráneas y silenciar a los medios de comunicación y que, como bajo el comunismo en Cuba, a los opositores sólo les queda las opciones de la cárcel o el exilio.

La dictadura cubana tiene un historial de apoderarse de los financiamientos y las ayudas extranjeras en casos de emergencia y aun de parte de las remesas que mandan los emigrados a sus familiares en la isla.

Estados Unidos reiteró así este domingo su apoyo al pueblo cubano, y su rechazo a los militares que se apropian de una parte las remesas enviadas por residentes en el exterior a sus familiares en la isla, a solo días de que la compañía Western Union cierre sus operaciones en la isla con la entrada en vigor, el 26 de noviembre, de nuevas restricciones del gobierno estadounidense.



Source link

SiteLock
Facebook