En Venezuela hay un ‘Juego de Tronos’, dicen los fans


Con más emoción y más sangre, regresa Juego de Tronos

La nueva entrega de la superproducción televisiva de HBO basada en la saga literaria “Canción de hielo y fuego”, del escritor George R.R. Martin, se estrenará el próximo 24 de abril.



La nueva entrega de la superproducción televisiva de HBO basada en la saga literaria “Canción de hielo y fuego”, del escritor George R.R. Martin, se estrenará el próximo 24 de abril.







“La noche es oscura y alberga horrores”.

Esa frase recurrente del exitoso programa Juego deTronos sirve ya como una siniestra premonición sobre la llegada del Rey de la Noche, que traerá un invierno helado lleno de oscuridad que pudiera durar siglos.

La expresión, que invoca la oscuridad y el terror, se identifica con los temores de muchos venezolanos que viven en un país devastado por una crisis económica y política extrema. Golpeados por apagones masivos que los han dejado en ocasiones sin electricidad por varios días, muchos fanáticos de Juego de Tronos se ven reflejados en esa serie de televisión de fantasía.

Y lo encuentran fascinante.

“Es como si [Nicolás] Maduro y su gente fueran el Rey de la Noche y sus seguidores, los Caminantes Blancos, quisieran convertirnos a todos nosotros los venezolanos en sus criaturas”, dijo la fan de Juego de Tronos, Paola Grateol, de 22 años y de la ciudad de Maracay, en la región centro-norte del país.

En Juego de Tronos, el Rey de la Noche es lo que se conoce como un Caminante Blanco, un ser malévolo imposible de detener. El villano silencioso y de ojos azules, junto con otros Caminantes Blancos, encabeza un ejército de muertos, la banda de zombies llamados “criaturas”. Esas criaturas obedientes son los muertos resucitados por los poderes mágicos del Rey de la Noche.

Juego de Tronos comenzó su temporada final y una multitud de fanáticos de todo el mundo se reúnen en sus casas y en bares para ver los esperados episodios finales del icónico show.

En el bar La Quinta, en el barrio Las Mercedes en Caracas, alrededor de 70 fanáticos se sentaron frente a una gran pantalla para disfrutar, contener el aliento y soltar un suspiro de incomodidad mientras intentaban descifrar el juego final de sus queridos personajes.

Con una “camiseta de lobo” -que es el sello de una de las familias de la nobleza, los Starks- Omar Bartolozzi, de 44 años, también se hizo eco de la alegoría de los Caminantes Blancos: “Al igual que todas las Casas nobles de la serie se están uniendo contra los Caminantes Blancos, nosotros en Venezuela, estamos haciendo lo mismo. Nos estamos reuniendo para vencer a la dictadura”, dijo Bartolozzi, propietario del bar, antes de que comenzara la proyección subtitulada.

No todos estuvieron de acuerdo.

La gerente de la barra, María Ortega, de 25 años, opina que las Casas nobles realmente conspiran unas contra otras, como las facciones de la oposición venezolana. El resultado es que el régimen de Maduro está en la cima, dijo.

“Hay demasiadas Casas luchando por el Trono en el show. En Venezuela, la oposición también está dividida. Mientras, el gobierno sigue siendo fuerte, al igual que los Lannisters”, dijo María Ortega refiriéndose a la Casa reinante en Juego de Tronos.

En el Bar de Omar viendo la última temporada 2.jpg

Muchos se reúnen en este bar de Caracas para seguir la serie de HBO “Juego de Tronos”.

Humberto Duarte.

Especial para el Miami Herald.

Para muchos venezolanos, el espectáculo es mucho más que una forma de escapismo. Algunos fanáticos ven el relato de fantasía como un reflejo perturbador de la vida cotidiana en la Venezuela de hoy. Otros no pueden evitar ver en sus líderes políticos los distintos comportamientos, inclinaciones y conjuntos de principios de los personajes… o la falta de ellos.

“El estado venezolano es como King´s Landing bajo el reinado del Rey Joffrey. Al igual que Venezuela, sus siete reinos son un mundo de saqueo, muerte, destrucción y caos”, señaló Diosmer Vera, de 19 años, de Puerto Ordaz, refiriéndose a Joffrey Baratheon.

Joffrey, ese rey cruel y sádico que murió envenenado en la cuarta temporada, se sentó en el Trono de Hierro en King´s Landing, la capital de la tierra ficticia de Westeros. A los ojos de muchos fanáticos, el Trono de Hierro es como el asiento presidencial en el palacio Miraflores.

Rogelio Altez, profesor de Historia en la Universidad Central de Venezuela (UCV), sostiene que la cultura venezolana ha estado influenciada particularmente por imágenes. En comparación, en otros países sudamericanos como Argentina, Uruguay o Chile, los símbolos y las metáforas se han tomado principalmente de la literatura, añadió.

“En Venezuela, la gente de la televisión, como los presentadores de noticias, actores o modelos de moda, son percibidos como presentadores icónicos de las tendencias sociales y la cultura. Esta sociedad, moldeada por la pantalla de televisión, se refugia en el uso de metáforas en la vida cotidiana a través de la televisión o las imágenes de películas”.

Altez sostiene que es ese medio visual el que juega con las figuras como un Mesías en la vida pública venezolana. No le sorprende que Jon Snow, uno de los personajes más populares de Juego de Tronos, sea comparado a menudo con el presidente interino Juan Guaidó.

“Se dirige al fenómeno del Mesías. La sociedad venezolana lo exige. Es por eso que la figura anti Chávez debe ser una especie de salvador al igual que Chávez fue para sus partidarios “, afirmó el profesor Altez, al mencionar al fallecido presidente Hugo Chávez.

Entre los venezolanos circulan varios memes de Juego de Tronos. Una foto muestra al héroe Jon Snow frente a una caballería enemiga en el épico episodio “La batalla de los bastardos”.

En el meme de las redes sociales, los caballos simbolizan las docenas de calamidades que están a punto de tragarse a los venezolanos. Galopando hacia Jon Snow con la intención de aplastarlo están la hiperinflación, el hambre, los apagones, la falta de agua o los secuestros.

Contra todo pronóstico, Jon Snow saca su espada y está listo para enfrentarse a la horda de enemigos. Finalmente, sobrevive e incluso derrota a sus enemigos. Juan Guaidó, según muchos fanáticos de Juego de Tronos, se encuentra en una situación similar en su batalla contra Maduro.

Al igual que Jon Snow, Guaidó también es superado en número. Es Maduro quien tiene a su disposición el ejército, a los paramilitares y los colectivos, al menos por ahora.

“Podemos decir que Jon Snow es nuestro Guaidó. Ambos son muy populares “, dijo Bartolozzi, el dueño del bar. Luego agregó ambiguamente: “Jon Snow debería ganar el Trono de Hierro. Esta es su oportunidad”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook