El secreto del éxito en los extraordinarios conciertos de St. Hugh


Un sacerdote inspirado, Fray Federico Capdepón, y un concertista clásico, Roberto Berrocal, ambos de origen español, coincidieron hace 12 años en crear una serie musical, que es un hito en la cultura de Miami. Es la “Serie de Conciertos St. Hugh-Steinway” en la Iglesia de St. Hugh en Coconut Grove.

Con ellos comenzó a colaborar una junta de voluntarios para la producción y el mercadeo de cuatro conciertos y dos galas de música clásica al año. Con Berrocal como director musical colabora la directora de la Junta, Lourdes Figueras, y el que ha sido hasta ahora productor y director de mercadeo, Wally Lord. Actualmente, el doctor Carlos J. Domínguez, Smilka Melgoza, Fray Luis Largaespada y Fray Damián Flanagan son otros miembros de ese grupo.

En este mes de febrero comienza la temporada de primavera, que concluirá con una gala en mayo. Berrocal nos adelanta notas sobre el programa: “El 22 de febrero tenemos al pianista George Harliono, que promete ser la nueva estrella de nuestra generación en el piano tras haber tocado ya, a sus 18 años de edad, con la Filarmónica de Berlín. El 3 de mayo tenemos al magnifico barítono Steven LaBrie y la mezzosoprano Megan Moore. Steven ha cantado varios papeles con la Florida Grand Opera y tiene una voz increíble además de una presencia en escena fantástica. Megan Moore tiene una facilidad magnífica en el repertorio de coloratura. Su interpretación de La Cenerentola, de Rossini, uno de los papeles mas difíciles para una mezzosoprano, es verdaderamente impresionante y perfecto técnicamente”.

Cadepón ya no está con ellos, cuenta Figueras, “pero en aquel entonces puso a todo el mundo en movimiento, con tres ministerios de voluntarios, incluyendo un ministerio para los conciertos. Aquí viene gente de todas las religiones y gustos, y el objetivo es unir a la comunidad con la música”. Es por esto que en los últimos años se incluye, además de la música de la ópera, algunas un poco más conocidas: de películas, comedias musicales, operetas y zarzuelas.

“El programa en sí, lo decido con el artista”, aclara Berrocal. “Para esto tomo en cuenta mi experiencia de más de 10 años con la audiencia de Miami. Intento programar música que resuene al público latino. Harliono tendrá un programa escogido por él. Yo le he pedido que no toque nada demasiado denso o no conocido. Por eso interpretará la Rapsodia húngara numero 6 y el Estudio transcendental número 10, ambos de Liszt, y los Cuadros de una Exposición, de Mussorgsky, entre otras cosas”.

Es también la misión del director musical escoger a los artistas, lo que no es nada fácil, pero todos tienen una carrera internacional, aunque procedan algunos de Miami. “Hemos tenido en nuestra serie al famoso tenor mexicano Arturo Chacón, protegido de Plácido Domingo, así como a [la cubano americana] Elizabeth Caballero, que cantó el papel de Mimi en la Metropolitan Opera la temporada pasada”, ilustra Berrocal.

¿En medio de tanto trabajo en qué tiempo practica para sus propios conciertos como solista, y para acompañar a los cantantes? “Practico más que nada de lunes a viernes”, dice Berrocal, “combinando meetings con sponsors y mis rutinas de ejercicio lo cual es muy importante para mantener la mente alerta y sentirme bien”.

Y es que los patrocinadores son muy importantes, porque no se cubren los gastos con las entradas, que son de unas 300 personas, aunque en Navidad acuden más de 500, pero los precios son muy módicos. “Si no fuera por la gente que dona dinero, las entradas solo nos dan un tercio de lo que cuestan los conciertos, porque no nos gusta aprovecharnos de los artistas”, afirma Figueras y lo corrobora Wally Lord. “Además hay el printing, el marketing, la publicidad que no es barata, y ponemos anuncios en colores. Todo lo que hacemos se basa en donaciones. Tres donantes nos ayudaron a comprar el piano. Pero también nos sobra un poco para darlo a las diferentes caridades, como The Grove Outreach”.

El proceso de mercadeo tiene sus retos. “Primeramente formamos una lista de 1,500 correos electrónicos, y acudimos a compañías de eblast, para llevar el mensaje al público”, explica Lord. “También tenemos una página comercial en la red. Y hemos mantenido listas del público que ha asistido desde 2013, y la historia de sus donaciones”.

Lord y Figueras elogian altamente a Berrocal por haber llevado la serie de conciertos con éxito. “La serie continúa, porque Roberto ha creado una audiencia con conciertos de alta calidad consistentemente”, declara Lord. “Por eso tenemos donantes que continúan suscribiendo los eventos. Estos conciertos son más íntimos y tenemos que mantener los precios bajos para que nuestros parroquianos puedan asistir”.

“Yo estoy jubilado después de seis años ayudando a la Serie, pero sigo mirando lo que se hace y ayudo a Lourdes de vez en cuando. Ella es muy inteligente y apasionada, y ama la música y la comunidad de la Iglesia”, concluye Lord, uno de los miembros más activos y responsables para conseguir que se sigan llevando a cabo estas funciones extraordinarias.

olconnor@bellsouth.net

Serie de Conciertos St. Hugh-Steinway, Recital de piano de George Harliono y Roberto Berrocal, el 22 de febrero, a las 8 p.m., y El barítono Steven LaBrie y la mezzosoprano Megan Moore, el 3 de mayo, a las 8 p.m. En la iglesia St. Hugh, 3460 Royal Road, Coconut Grove, Fl. 33133. Entradas en las filas 1 al 9, $50; generales, $35. Llamar al (305) 318-5008 o en la red http://sthughconcerts.org/ (Parqueo gratis, y vino al final.)



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook