| El Nuevo Herald


Este año se cumplen 25 años desde que la actriz colombiana Margarita Rosa de Francisco conquistó al mundo con su interpretación de Gaviota en la telenovela Café, con aroma de mujer. A pesar de todo el tiempo transcurrido, y de que ha estado activa en un sinfín de otros proyectos, el público la sigue identificando con ese personaje.

“Tengo varias teorías al respecto”, dijo en entrevista exclusiva con el Nuevo Herald. “Una de ellas es la técnica que usé para interpretar a Gaviota. Hasta ese entonces las actuaciones en las telenovelas tenían un mismo patrón: eran más acartonadas, los actores no se jugaban la vida con sus emociones, pero yo acababa de regresar de España en donde aprendí a halar mis propias vivencias y conectar mis sentimientos más profundos a ella, creo que eso hizo que se viera mucho más real”.

También aclara que “resulta innegable la calidad de la historia que escribió Fernando Gaitán. Fue toda una obra de arte y haber sido parte de ella fue un gran honor. Además se unió un elenco maravilloso… Como que fueron muchos buenos elementos juntos”.

La artista, que comenzó a triunfar como la pícara “Niña Mencha” en “Gallito Ramírez”, la telenovela que protagonizó junto a su ex esposo, Carlos Vives, habla con una serenidad envidiable. Ese estado, comenta, se debe a que a sus 53 años se siente plena y realizada: “Estoy muy contenta en este momento de mi vida. Llevo una vida muy tranquila en Miami, una ciudad apacible en términos de seguridad, que me permite caminar anónimamente por sus calles, vivir tranquilamente con mi marido, mis animales y con la conciencia plena de cuáles son mis prioridades”.

Esas prioridades incluyen leer, escuchar música, escribir y mantenerse saludable gracias a una excelente rutina de ejercicios y un buen balance alimenticio. “Soy consciente de que es muy importante cuidar la salud. Entreno todos los días, cuando no lo hago mi cuerpo protesta. Creo que se ha vuelto adicto a la acción”.

Con esos hábitos no es sorpresa que la bella colombiana mantenga una figura envidiable que, en estos días, está seduciendo a millones de espectadores en la teleserie Jugar con fuego de Netflix y Telemundo.

“Acepté este papel porque me llamó la atención que el productor Marcos Santana me hubiera elegido directamente para el personaje y que pensara que particularmente yo pudiera interpretarlo. Después, cuando vi la serie original brasileña me interesó la curva dramática que tiene Martina, mi personaje durante la obra”.

A pesar de su sólida trayectoria, revela que fue difícil para transformar la calma que le caracteriza en la turbulencia que lleva Martina: “Sostener ese nivel de perturbación interna de ella, fue un reto. Fue realmente un nuevo desafío en mi carrera interpretar a un personaje que mantiene ese estado perturbado todo el tiempo. Creo que lo que me sostuvo es saber que al final de la serie se libera”.

De la mano de su exitosa carrera como actriz (tanto en el cine como en la TV), de Francisco ha grabado varios discos pues también es cantante, además ha sido la presentadora del programa “Desafío” de Caracol televisión por varias temporadas y es columnista para varios diarios colombianos.

Sin embargo, cuando se le pregunta cuál de todos estos logros la enorgullece más, su respuesta es sorprendente pues se desliga de todos esos logros: “No me gusta decir que estoy orgullosa de algo porque sería muy presuntuoso de mi parte. Pero sí puedo decir que me siento satisfecha de haber llegado a este momento: un momento de tranquilidad en donde no tengo muchas ambiciones profesionales; no tengo ganas de llegar más lejos que al lugar en el que estoy ahora porque quiero disfrutar cada segundo sin pensar en lo que viene, porque el presente es maravilloso”.

@CelesteRodasDJ



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook