El nuevo beato de la iglesia: un joven de 15 años de jeans, zapatillas deportivas y gurú de la internet | Noticias Univision Religión


Carlo Acutis, el joven que falleció a los 15 años en 2006 debido a una agresiva leucemia, fue beatificado por la iglesia Católica, en uno de los procesos más expeditos de este tipo entre los que se han cumplido en los últimos tiempos.

La ceremonia de beatificación de Acutis fue realizada en el pueblo italiano de Asís el sábado, durante una misa celebrada por el cardenal Agostino Vallini.

Al joven se le atribuye un milagro en octubre de 2010 cuando un niño que padecía de páncreas anular -que le provocaba vómitos constantes- llegó con su abuelo a la capilla de Nuestra Señora Aparecida, donde se acercó para recibir la bendición de la reliquia de Acutis la cual supuestamente le concedió ya no vomitar.

En febrero de 2011 nuevas pruebas médicas arrojaron que el pequeño se había curado, según el sitio web Campo Grande News.

“Él no se quedó en una confortable inmovilidad. Él tomó las necesidades de su tiempo, porque él vio la cara de Cristo en los más débiles”, dijo tras la ceremonia el papa Francisco, quien describió a Acutis como “un hombre joven enamorado de la Eucaristía”.

Para el papa, el ejemplo del joven muestra a las nuevas generaciones que “la verdadera felicidad se halla poniendo a Dios en primer lugar y sirviéndole en nuestras hermanas y hermanos”.

Un “santo” de jeans y camiseta

Dïas atrás, la tumba de Acutis había sido abierta para que las personas que han sido cautivadas por su historia pudieran verlo. El cuerpo de Acutis, que nació en Londres, donde trabajaban sus padres y que después volvió a Milán, yacía acostado vestido de jeans y camiseta, mientras sostenía un rosario en las manos.

Su cuerpo bien conservado a 14 años de su muerte provocó asombro y una serie de especulaciones en redes sociales por la posibilidad de que se tratara de un cuerpo incorrupto.

Antonia Salzano, madre de Acutis, afirmó en 2019 que el cuerpo de su hijo fue encontrado incorrupto. “Yo estaba allí. Era todavía nuestro muchacho alto de 1.82, solo tenía la piel un poco más oscura, con todos los cabellos negros y rizados. El mismo peso, eso que había predicho solo”, dijo la mujer de acuerdo con el diario Corriere della Sera.

El sacerdote Carlos Acácio Gonçalves Ferreira, rector del Santuario del Despojo en Asís, le dijo a ACI Prensa que el cuerpo de Acutis se encontraba “en un estado muy íntegro, no intacto, pero íntegro” y que “conserva todos los órganos”.

Por su parte, el Obispo Domenico Sorrentino precisó que el cuerpo de Acutis había sido tratado con técnicas de conservación “normalmente practicadas para exponer con dignidad a la veneración de los fieles los cuerpos de los beatos y de los santos” en la que se incluyó una reconstrucción del rostro “con máscara en silicona”. Sin embargo, valoró mucho el tratamiento del que fue posible “recuperar la reliquia preciosa del corazón que será usada en el día de la beatificación”, de acuerdo con la Diócesis de Assisi – Nocera Umbra – Gualdo Tadino.

“No es la beatificación de Harry Potter”

Hernán Quezada, delegado de la formación de los jesuitas en México, recordó en entrevista con Univision Noticias días atrás que tener un cuerpo incorrupto “no es un requisito para la santidad”, por lo que sería una lástima que “toda la atracción a su figura sea entorno a eso y no en su vida y acciones”.

De manera tajante el sacerdote y médico precisó que quien es santo es porque tuvo una vida extraordinaria y no momentos paranormales. “No estamos ante la beatificación de Harry Potter, sino en la de un joven que tenía una vida apasionada en Cristo”, aclaró.

Además, Quezada celebró la idea fresca de un santo en jeans, joven y que parezca un chico cotidiano, “porque a veces la idea de santidad que tenemos es de gente rara con vestimenta rara y este no es el caso, sino que era un chico extraordinario con muchos amigos y que tenía un gusto de ayudar a los demás, trabajar en comedores comunales, ser catequista y, además, un genio de la informática”.

Asimismo, valoró que Acutis estuviera tan activo en el internet y que fuera experto en la computación, desde donde llevó una vida eclesiástica de mucha pertenencia a la iglesia. “En las redes sociales y el mundo digital también están habitados por Dios, por lo que este joven encontró allí una herramienta para mostrar lo que apasionaba que tenía que ver con actitudes de entrega, compromiso y amistad; ese es el camino a la santidad”, dijo.

El sacerdote insistió en que se debe preservar la historia de vida de Acutis y no el hecho de un posible cuerpo incorrupto, “porque entonces no serviría de nada su labor porque tendríamos un culto en torno a un personaje y no una devoción que lleve a Cristo”.

Aceptó que la iglesia está constantemente buscando un vínculo con la juventud, pero que no se puede usar un proceso de beatificación para ello, porque sería “una manipulación de algo muy serio”. Por eso, invitó a todos los fieles a que encuentren en la vida de este joven “un punto de partida y no de llegada, para que los motive a buscar para hacer su propio camino”.

Invitados a Beatificación de Juan Pablo II

Loading



Source link

SiteLock
Facebook