El Heat a punto de dar otra sorpresa en Houston por segunda noche consecutiva


Después del sonado triunfo ante los Warriors, el Heat buscaba este jueves su segunda victoria por segunda noche consecutiva y estuvo a punto de conseguirlo.

Al final no pudo ser, principalmente porque no encontró el modo de detener a James Harden, quien con 58 puntos llevó a los Rockets a alcanzar un apretado triunfo de 121-118.

Harden, un verdadero monstruo de tres cabezas (triples, bandejas y libres), estuvo imparable, a pesar de que el quinteto de la Capital del Sol se esmeró en detenerle.

Faltando dos minutos Dwyane Wade acercó a Miami a un punto 119-118, pero con 46 puntos por jugar Chris Paul estiró la ventaja con una canasta de media distancia y no hubo más para nadie. Dion Waiters falló el triple final y se acabó lo que se daba.

Fue una pena porque el Heat llegó a tener ventaja de 21 puntos en el tercer parcial, pero poco a poco fue cediendo ante el empuje rival, principalmente en defensa, porque en ataque hasta siete jugadores terminaron con doble dígitos.

Kelly Olynyk y Goran Dragic terminaron con 21 puntos y fueron los mejores de Miami, seguidos por Justise Winslow con 19 y Josh Richardson con 18.

Un poco más atrás el héroe ante Golden State, Wade terminaba con 12; Waiters se quedó en 11 y Bam Adebayo, titular por segunda noche consecutiva por Hassan Whiteside (cadera), se marchó con 10.

No se puede decir nada de la actitud del Heat sobre todo en ataque (51.9% en tiros de campo, 53.6% en triples y 79.2% en tiros libres). Los Rockets no tiraron mejor (49.4% en tiros de campo y 41.3% en triples), pero anotaron 26 de los 28 libres y ahí estuvo la diferencia.

Por Houston, además de Harden con ocho triples y 18-18 en tiros libres (uno menos que todo el Heat) destacaron Astin Rivers con 17 puntos, Paul con 14 y Gary Clark con otros 14.

Juego

La primera mitad terminó favorable a Miami 69-55 con una aceptable defensa que limitó a Houston a un 45.9 por ciento (45.5% en triples) y un mejor ataque 54.3 por ciento (61.5 % en triples).

El primero fue para los Rockets 33-32 después de que Wade fallara una bandeja después de ir de costa a costa sorteando a todos los rivales. Houston se apoyó en 14 puntos de Harden, mientras que Olynyk sostenía al Heat con nueve puntos en este disputado parcial.

Miami se llevó a calle el segundo 37-22, a pesar de que Harden llegaba a 24 puntos, con Winslow empatando a Olynyk con 14 y sobre todo con una segunda unidad muy superior a la de los Rockets 14-5, para así marcharse a los vestuarios ganando por 14 puntos.

El tercero fue para Houston 31-29con dos partes muy diferentes. La primera en la que el Heat sacó 21 puntos de ventaja y la segunda, en la que expulsan a PJ Tucker (6 puntos) por protestar, en la que con una corrida final se acercaron a Miami que pese a todo se mantuvo delante 98-86.

Pero esa ventaja de 12 puntos se esfumó en el último cuarto cuando a falta de 4:30 para el final Houston empató a 113 con una bandeja de Harden y minuto después Paul con dos libre le daba la vuelta al marcador.

El Heat resistió, pero al final tras un parcial de 35-20 los Rockets se llevaron el triunfo por tres puntos.

A pesar de la derrota se vio un buen equipo de Miami (27-34), que si siempre jugara así, no solo se metería en la zona de playoffs, sino que podría aspirar a todo.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook