El G20 promete ‘no escatimar esfuerzos’ para facilitar el acceso a las vacunas de la Covid-19


Los líderes del G20 prometieron este domingo “no escatimar esfuerzos” para asegurar un acceso equitativo a las vacunas contra la Covid-19, según un borrador de la declaración final de la cumbre, en tono consensual pero con pocas medidas concretas.

“No escatimaremos esfuerzos para garantizar su acceso asequible y equitativo para todos”, indica el texto que pudo consultar la AFP.

La cumbre de las 20 mayores economías del mundo se celebra este año por videoconferencia bajo la presidencia de Arabia Saudita, país muy criticado por las organizaciones de defensa de derechos humanos.

La reunión de dos días comenzó el sábado con varios encuentros a distancia, en presencia del presidente de Estados Unidos, que sin embargo se fue poco después del inicio de una reunión a jugar al golf.

La cumbre debe terminar el domingo con la publicación de la declaración final.

A medida que la pandemia sigue avanzando en el planeta, con más de 57 millones de contagios y 1.3 millones de muertos, los presidentes o jefes de gobierno optaron por el consenso en la lucha contra el virus.

“Apoyamos plenamente todos los esfuerzos de colaboración”, reza la declaración final, en referencia a los dispositivos de lucha contra el virus coordinados por la Organización Mundial de la Salud.

También se comprometen a “abordar las necesidades financieras globales restantes”.

“Aunque la competencia puede ser inevitable , debemos guiarnos sobre todo por el aspecto humanitario”, dijo el sábado el presidente ruso Vladimir Putin.

DEUDA

Las grandes compañías farmacéuticas compiten para que la vacuna esté disponible cuanto antes, como la alianza entre Pfizer (Estados Unidos) y BionTech (Alemania) o la empresa estadounidense Moderna.

También hay ambiciosos proyectos de vacuna en China o Rusia.

Sin embargo, en su declaración, el G20 no menciona la cantidad de 28.000 millones de dólares, incluyendo 4.200 millones de emergencia, que exigen las organizaciones internacionales para luchar contra la pandemia.

El G20 también iba a tratar la deuda de los países pobres, que se está disparando como resultado de la crisis económica provocada por la pandemia.

Los líderes del G20 dicen estar “comprometidos a implementar” la llamada Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI), “incluida su extensión hasta junio de 2021”, indica el texto.

29 de los países más favorecidos del mundo están utilizando este mecanismo para permitir a los países pobres endeudados con ellos suspender el pago de los intereses de sus deudas hasta junio de 2021.

Pero mientras que Naciones Unidas esperaba que este plazo se prorrogara hasta finales de 2021, el G20 deja en manos de sus ministros de finanzas el “examen” de esta cuestión el año que viene.

En este sentido el presidente de Argentina, Alberto Fernández, cuyo país está negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la cuestión de la deuda, aseguró el sábado en su intervención en el G20 que el país hizo “un enorme esfuerzo fiscal” y pidió “la acción del mundo y los organismos internacionales de crédito”.

El borrador de la declaración final usa un tono más consensual que en las últimas cumbres del G20, marcadas por el conflicto por el clima y el comercio, muchas veces por las reticencias de Donald Trump

En cuanto al medioambiente, las principales potencias reconocen que la lucha contra el cambio climático “se encuentra entre los desafíos más urgentes de nuestro tiempo”.

Y en lo que respecta al comercio, tras años de enfrentamiento entre la administración estadounidense de Trump y China, pero también con sus socios europeos, el texto afirma esta vez que “apoyar el sistema multilateral de comercio es ahora más importante que nunca”.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook