El cubano Yordán Álvarez, “Novato del Año” en la Liga Americana


Dos cubanos pelearán este 23 de noviembre del 2019 en Las Vegas, estado de Nevada: Luis Ortiz y Ledúan Barthelemi.

El súper pesado Luis Ortiz, próximo a cumplir 41 años de edad, tratará de tocar la gloria el sábado 23 de noviembre en Las Vegas. El ídolo granmense-agramontino irá a una pelea de revancha ante el gigante estadounidense Deontay Wilder (2.01 metros de estatura y 230 libras de peso corporal) por el título de los súper pesados del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

La sede del combate Ortiz-Wilder será el MGM Grand Hotel en Las Vegas, estado de Nevada, en un cartel de 13 peleasque será transmitido en vivo a todo el mundo a través de la televisión porel sistema pague para ver.

Ortiz (40 años de edad, 1.93 centímetros de estatura y 238 libras de peso corporal), llegó el martes de esta semana a la ciudad de los grandes casinos dispuesto a ganar la pelea ante Wilder y convertirse en el primer púgil cubano en toda la historia en adjudicarse un título mundial en los pesos completos. El verdadero “King Kong” fue monarca del orbe pero a nivel interino dentro de la Asociación Mundial de Boxeo.

Esta revancha Wilder-Ortiz ha despertado interés a nivel global, tras ambos enfrentarse en un gran choque en marzo del 2018 en Brooklyn, Nueva York, pelea que ganó el estadounidense por KO en el décimo round.

En el séptimo asalto Ortiz tuvo al borde del KO a Wilder. Sin embargo, el pegador cubano no supo rematar a “El Bombardero de Bronce”.

Ortiz ha expresado varias veces que aprendió su lección de ese pleito en Brooklyny que este sábado en Las Vegas la situación será diferente. Irá con todo ante Wilder, en técnica, movimientos de piernas y manos, y su pegada le va a ser mucho daño al invicto estadounidense (41-01-40 KO).

Además, “King Kong” debe depender de un boxeo a la riposta. Debe esperar situaciones, en las que Wilder, que no tiene buena técnica, vaya hacia Ortiz. Ahí el cubano debe golpear y aprovechar esos momentos con un boxeo de riposta.

Cubanos al fin, nuestro corazón está con Ortiz, pero tiene que dar lo máximo para lograr la victoria más grande de su carrera boxística de20 años entre amateurismo y profesionalismo.

Si gana “El verdadero King Kong”, y eso esperamos, vendrá una revancha ante Wilder. Así dice el contrato cuando se firmó hace tres meses. Ver un tercer pleito Wilder-Ortiz será épico.

En ese cartel en Las Vegas del sábado 23 de noviembre del 2019 veremos en acción a otro cubano, el guantanamero Ledúan Barthelemi (15-0-7 KO). El hermano menor de los Barthelemi irá a un emocionante pleito ante el guerrero mexicano de Los Mochis, en Sinaloa, Eduardo Ramírez (22-2-9 KO), pelea pactada a 10 asaltos en el peso súper pluma.

Ledúan necesita un éxito. Está a las puertas de disputar una corona continental, la antesala de una pelea por una faja mundial.

Su hermano mayor, Yan, (retirado) fue monarca olímpico en Atenas 2004 en el peso mini mosca, en tanto Rancés (aún activo) fue campeón mundial profesional en el peso ligero.

Esperamos victorias en Las Vegas de Ortiz y Ledúan.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook