el beso que, tras muchas especulaciones, confirma su relación


La revista Semana los define con una palabra contundente: inseparables. Escrita en mayúsculas, por si quedaba alguna duda. Alba Carrillo y Santi Burgoa están aprovechando el tiempo perdido y, tras la salida de la modelo de GH VIP, no hay un día en el que no pasen tiempo juntos. Y claro, eso da pie a los primeros besos…

Tres meses ha estado Carrillo en el programa de Telecinco y está separación obligada por el compromiso de la colaboradora les ha hecho darse cuenta de cuánto se necesitan. Tanto, que lo primero que hicieron fue darse un hermoso paseo por el pantano de Valmayor, en la Comunidad de Madrid.

Pero en aquella ocasión las cámaras no alcanzaron a ver si hubo o no beso… aunque era obvio que no tardaría en llegar. Ha sido tras una velada con amigos de Alba, que quería presentar oficialmente a su círculo más cercano al periodista.

La sobremesa se alargó hasta la noche y, para cuando salieron a la calle, no podían reprimirse, dadas las bajas temperaturas, que estar al lado el uno del otro, acariciándose, mirándose, riéndose e intercambiando cómplices besos que atestiguan que la relación va viento en popa.

Así que si había alguna duda sobre los sentimientos de la pareja, solo hay que recordar el tierno mensaje que el vallisoletano le escribió a Alba Carrillo cuando estaba dentro de la casa de Guadalix: “No tengas ninguna duda sobre mí. No news, good news [“no tener noticias es una buena noticia”]. Confía. Sigue siendo como eres: sincera, leal, honesta y divertida. Te echo tantísimo de menos. Te espero siempre. Te quiero, Santi”.

Quizá esta declaración de amor haya influido en la decisión de Alba Carrillo de decirle que no a Telecinco y su propuesta para volver ya a la casa de Gran Hermano para el programa El tiempo de descuento, un nuevo formato en el que los exconcursantes de la última edición entran otra vez para terminar de resolver los conflictos pendientes.

Y es que Alba, a pesar de ser la segunda finalista, no lo pasó bien en el reality, dado que tuvo numerosos problemas con otros concursantes y echaba de menos a su hijo Lucas -fruto de su relación con Fonsi Nieto-.

Y también al hombre que conoció en abril en el plató de Cuatro al día. Carme Chaparro, la conductora del espacio de Cuatro -que se eliminó de su parrilla-, fue la testigo de excepción de cómo entre la colaboradora de Ya es mediodía y el periodista saltaban chispas.

Aunque no hablan de ello en público, ya es vox populi, y más tras estos besos de amor eterno, que son pareja. Se comprende que Carillo quiera ir con pies de plomo dadas algunas de sus relaciones anteriores, pero parece que esta ocasión es la definitiva y que, al menos eso dictan las imágenes, esto no puede fallar.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook